viernes, 7 de septiembre de 2012

La base Ovni del Montgó en Denia


El 30 de Julio del 2012 me hallaba en Denia (Alicante, España) y salí a intentar descubrir algunos de esos lugares mágicos de la naturaleza. Eso era algo que desde ya hacía algún tiempo tenía pendiente conmigo mismo, y ese día se presentó idóneo para ello.
En primer lugar me dirigí a buscar algún camino que subiera a la gran cueva que se ve en el ojo del elefante que forma la silueta del monte Montgó observado desde un determinado lado. 


Como se ve en la anterior imagen, en el lugar que corresponde con el ojo del elefante parece haber una gran cavidad y mi curiosidad por descubrirla era enorme.
Mi camino empezó próximo a la ermita del Pare Pere de Denia, subiendo por el camino de la Colonia y siguiendo en horizontal por la falda del Montgó en dirección hacia el mar hasta llegar al final de ese camino en la Cova del Camell.
Desde allí, justamente por encima de esta cueva, ascendí la montaña por un camino que seguí hasta un lugar llamado Las Planas que como su nombre indica es la planicie de una pequeña meseta que une el Montgó con el Cabo de San Antonio.
Desde allí y por encima de la planicie continué por uno de sus caminos de tierra como en dirección hacia Javea pueblo y después de unos 200 metros seguí por una pequeña senda que estaba indicada por una flecha amarilla y que salía del camino hacia la derecha dirigiéndose hacia el Montgó.
No es la senda que sube a la cruz de Javea o cima del Montgó que es más grande y que viene antes,... sino que es la senda que viene después, la segunda, y que está a la altura de una gran casa que se ve a la izquierda del camino a lo lejos, mientras que la senda empieza a la derecha del camino, en dirección opuesta hacia donde está la casa, es decir, en dirección hacia el Montgó, hacia arriba,... pues la casa cae abajo, a la izquierda, en el otro lado.
La senda comienza con un poco en zig zag hasta llegar a la altura de un pequeño barranquito que queda a mano izquierda que se bordea torciendo a la izquierda del camino y volviendo a subir hacia arriba dirección hacia la parte derecha de un runar (río de piedras) que es por donde sigue el camino.
Después del runar el camino tuerce ligeramente hacia la izquierda y vuelve a ascender recto hacia arriba, por la parte izquierda de una pared que va creciendo a medida que se avanza,... hasta que en esa misma pared, en un momento de nuestra marcha, aparecerá ante nuestros ojos la gran concavidad de la cueva del ojo del elefante,... llamada por otros la Cova Roja (Cueva roja en valenciano) por el color rojizo de la piedra, predominante en este lado del Montgó.
En efecto, desde allí mismo, la silueta de esa enorme hendidura en la piedra roja también parecía seguir la forma de un enorme ojo esculpido en la roca de la montaña.
En ese momento se me ocurrió denominarle la cueva del Ojo de Horus, poniéndole así un nombre más entre los tantos que ya tiene.
La piedra parece volcánica, como el sólido resultado de la ancestral solidificación del conglomerado de lava y piedras que debió de manar en esos tiempos remotos cuando el Montgó algún día fue un volcán.
La naturaleza presenta allí una combinación de caprichosas formas pétreas en forma de grandes rocas, arcos y ventanales, que en combinación con el paisaje que desde allí se divisa hacen disfrutar al visitante.  
En la parte de abajo de la gran concavidad en forma de ojo rojo hay unos agujeros de estrechos pasadizos, y en su vértice izquierdo y externo, sobre el suelo, hay un símbolo grabado en la roca.
Es un cubo tridimensional, visto por una de sus esquinas y formando un hexágono en su silueta externa.

Las tres líneas internas que forman las tres aristas visibles del cubo son notoriamente más delgadas que la línea gruesa externa que forma el hexágono como silueta del cubo visto desde esta perspectiva con un vértice o punta hacia delante.
No se quién habrá grabado ese símbolo en la piedra, si es alguien de un pasado remoto o incluso prehistórico, o si por el contrario se trata de alguien que lo hizo hace tan solo unos años,… aunque si es así, si lo ha hecho alguien no hace tanto tiempo,… mi pregunta es la siguiente:
¿Cómo lo ha hecho?
Pues esa piedra volcánica es muy dura y con grandes rugosidades, en la que además de haber tenido que marcar las líneas haciendo uso de una enorme presión para trazar cada una de ellas, también habrán tenido que ejercer una enorme fuerza de frotamiento sobre la piedra pues el interior de este dibujo es totalmente liso,… y con forma redondeada hacia dentro y hacia abajo, formando una concavidad esférica, como una especie de recipiente.
Este es un lugar a 500 metros de altura, en la montaña, al que se llega por una empinada y estrecha senda que transcurre entre zarzales y piedras y que no es de tan fácil acceso.
No puedo imaginar que alguien ha hecho el gran esfuerzo de traer hasta aquí la maquinaria necesaria con su batería y cables correspondientes para hacer este grabado en la roca.
De todos modos, si así hubiese sido, el símbolo y la coincidencia con la que este se ha presentado ante mí es igualmente útil,… ya que a fin  de cuentas todo, hasta la menor brizna de aire.. y cualquier acción llevada por cualquier ser incluyendo el ser humano… es decir,... todo... es llevado por la ley perfecta que mueve todas las cosas en el universo en el que estamos.
Lo cual corona para siempre a la palabra coincidencia con las típicas comillas hasta el trono del mismo creador desde donde este contempla maravillado su obra sosteniendo satisfecho su cetro y herramienta de poder con el que la ha construido, la lleva y la realiza, es decir, la hallera,… sin que ninguna de sus acciones hayan sido simplemente fruto de la coincidencia sino de su voluntad, es decir,… que no han sido coincidencias, sino coincidencias coronadas, o sea: “coincidencias”... con comillas.


En la parte izquierda de la gran concavidad se haya el símbolo del cubo grabado en la roca


Las lineas externas que forman el hexágono de la silueta del cubo, están más marcadas y son más gruesas que las tres líneas interiores.


El lugar de la montaña se eleva a unos 500 metros de altura y su posición en la pared del acantilado ofrece tan solo una senda de acceso directo.



En esta imagen anterior se puede apreciar un poco la hendidura hacia abajo de la superficie del cubo

Al descubrir esta figura grabada en la roca mi sorpresa fue enorme.
El porqué de mi gran sorpresa lo paso a relatar a continuación:

Esta figura del cubo la descubrí el día 30 de Julio, pero ya hacia dos semanas que estaba en Denia pues llegué a la población el día 14 de Julio.
Desde entonces había empezado a recorrer las sendas del Montgó, observando cada piedra y cada detalle que podía captar de la impresionante naturaleza de estos parajes. Unos detalles que siempre son nuevos, por muchas veces que haya caminado por estas sendas desde mi corta infancia hasta ahora.
Esta vez me llamaron la atención las piedras en forma de cubo enfocado hacia mí desde uno de sus vértices. Empecé a ver una gran cantidad de ellas como si apareciesen a mi paso, todas ellas con formas cúbicas que se veían perfectas y todas ellas con ese ¨coincidente¨ detalle de tener uno de sus vértices dirigido hacia mi.
Pensé y medité en el significado de este símbolo del cubo en punta que aparecía ante mis ojos de un modo tan repetido, y le di el siguiente significado interpretativo:
 El cubo o hexaedro por sus 6 lados cuadrados (4),... es la figura tridimensional de la cuarta dimensión aparente en la que nos hallamos.
 Una figura cúbica apuntando hacia mi mirada por uno de sus vértices me mostraba el hermetismo del mundo de la cuarta dimensión aparente, en el cual vivimos todos nosotros en su interior. Pues visto desde afuera nuestro mundo de la cuarta dimensión aparente, se ve como un mundo cúbico totalmente cerrado, duro e impenetrable,... casi desafiante como un centinela que hace guardia con la punta de su dura arma dirigida hacia el exterior para no dejar pasar a nadie que se le aproxime con las intenciones de entrar en el mundo de la cuarta dimensión aparente, nuestro mundo cúbico que el centinela protege día y noche en su puerta.
Algo o alguien, a través de aquellas figuras que encontraba a mi paso me estaba mostrando el hermetismo y la inpenetrabilidad de nuestro mundo visto desde afuera,... y a la vez me decía:
¡Mira,... ahí dentro de ese mundo estás tú y toda la gente que te rodea!
Esa visión interna me llevaba a comprender que debemos de trabajar en la evolución de nuestro mundo y de nuestra especie humana para poder salir de ese cubo hermético y entrar en las dimensiones superiores a la nuestra como lo es la quinta aparente, que es la que nos sigue en evolución.
De nuevo comprendi que al evolucionar en nuestro mundo de la cuarta dimensión alcanzamos la esfera que significa la realización del mundo y dimensión en el que nos hallamos,... es decir que con nuestra evolución el cubo de nuestro mundo y dimensión cuarta , se transforma en esfera y de ese modo podemos salir de ese cubo en el que estamos metidos, de nuestro mundo, de la cuarta dimensión y ascender a mundos y dimensiones más altas, empezando por la quinta dimensión aparente que es la que nos sigue.
Debíamos de transformar el cubo en esfera haciendo uso de nuestro esfuerzo evolutivo, para así poder salir de él hacia una dimensión más elevada.
Seguí viendo por todas partes figuras cúbicas con uno de sus vértice dirigido hacia mí, no solo en la montaña, sino que también los veía por la ciudad.
De pronto, en una pantalla de televisión con la que se cruzó mi mirada de un modo casual, vi un cubo que además de tener uno de sus vértices dirigido hacia mí y un círculo a su alrededor también se veía como hundido hacia dentro.
Esta hendidura me hizo ver que me encontraba no afuera de ese cubo en punta sino adentro, dentro de la cuarta dimensión aparente, y que efectivamente debía de trabajar en la evolución del mundo para alcanzar la esfera, representada por el círculo que rodeaba a ese cubo,... para así a través de la esfera poder salir del cubo y alcanzar la dimensión superior, la quinta aparente.
Ese mensaje fue muy claro.
Poco después, el día 30 de Julio hallé este cubo dibujado en la roca de uno de los laterales de la cueva del Ojo de Horus, llamada por otros la cueva del Ojo del Elefante.
Esta es la razón de mi gran asombro al verlo,... pues esa figura, el cubo, y además el cubo con uno de sus vértices dirigido hacia mi... había sido el tema que me ocupaba esos días.
Así que al verlo en aquel lugar especial al cual ya le había denominado como la Cueva del Ojo de Horus,... fue algo impresionante.
Este cubo dibujado en el suelo de un saliente de la roca de la montaña tenia su superficie hundida hacia dentro,... tal como también la tenia el último cubo de este estilo que había visto y en el cual meditaba en el momento de hallar este otro cubo, similar al anterior y que apareció en mi camino justo en el momento adecuado de mi meditación.
Su hendidura hacia el interior, sugiriendo la esfera me volvía a mostrar que no me hallo en el exterior del cubo sino en su interior, junto a mis semejantes, luchando por alcanzar la esfera, es decir, la realización de nuestro mundo de la cuarta dimensión aparente, representado por esa figura cúbica.
Es decir que el vértice central de ese cubo ya no se hallaba en punta hacia afuera, presentándose así como una figura herméticamente cerrada, dura y desafiante ante cualquier intruso,... sino que ahora se mostraba como una figura abierta, con su vértice dirigido hacia dentro,... como un cuenco vacío que dejaba ver el mundo de la cuarta dimensión en el que me hallaba en su interior junto a mis semejantes.
Todas esas formas cúbicas en punta las había empezado a ver en las piedras de esta montaña, en el Montgó, y el Monrgó también me mostraba en unas circunstancias especiales esta otra forma cúbica grabada en la roca, como si a través de todas las anteriores formas cubicas me estuviera dirigiendo hacia esta otra para mostrarme un importante paso en esta meditación.
La naturaleza, o el universo, o la ley perfecta que mueve todas las cosas, o el creador,... o como se le quiera llamar,... como yo le llamo para abreviar...: el Ahí,... a través de las piedras del Montgó me mostró primero desde afuera el mundo cúbico e impenetrable de la cuarta dimensión en el que me hallo junto a mis semejantes. Después me mostró que me hallo junto a los demás dentro de ese cubo que representa a nuestro mundo de la cuarta dimensión,... y también me mostró que ese mundo de la cuarta dimensión en el que estamos, ya se está realizando (la hendidura esférica hacia dentro)... por lo que ya estamos alcanzando progresivamente a la siguiente quinta dimensión aparente.

En el momento de hallar esta figura cúbica grabada en la roca y habiéndome ya tranquilizado de mi gran sorpresa inicial, me puse de pie encima y mirando hacia el maravilloso paisaje de la costa levantina que se ve desde allí cerré los ojos.
Sentí un cosquilleo que me ascendía por la columna vertebral hacia arriba y por un momento pensé que me hallaba en el lugar exacto de una de esas puertas dimensionales de nuestra Tierra. Mi cuerpo se hizo ligeramente más liviano y tenia la sensación de que iba a desaparecer de la cuarta dimensión de nuestro mundo para aparecer en la siguiente quinta dimensión.
Aproveché ese momento y posición para agradecer también de nuevo a mi amigo Kinomi por toda esa experiencia que seguramente estaba ligada a mi contacto con él.
Tras ese momento de concentración, con mis pies juntos sobre la imagen grabada en aquel suelo de roca y hallándome aún en mi mundo habitual de la cuarta dimensión aparente,... abrí los ojos y despidiéndome de aquel maravilloso lugar continué mi camino de descenso hacia el cabo de San Antonio.
Al llegar abajo, al llano de la pequeña meseta, seguí corriendo, del mismo modo que había llegado antes a ese mismo lugar también corriendo varios kilómetros por la carretera de la colonia, desde Denia. hasta que me había detenido para seguir andando al comenzar el ascenso hacia la cueva de la que ya había regresado y comenzado a correr de nuevo, esta vez hacia la punta del cabo de San Antonio que se hallaba frente a mí a pocos kilómetros.
 Era un caluroso día de verano y aunque llevaba ropa ligera, un bañador y una camiseta interior de tirantes, al llegar casi al final del cabo la sed había empezado a hacer acto de presencia.
En mi pequeño macuto poco más grande que un monedero y que llevaba atado con un cinturón, tan solo llevaba unas pocas pasas con frutos secos y media manzana, que guardaba para cuando llegase el momento de verdadera necesidad, cuando los caramelos pasan de ser golosinas a ser auténtico alimento como las calorías vitales para poder seguir adelante.
De nuevo, ese destino, o naturaleza o como se le quiera llamar,... es decir,... el Ahí,... me vino a socorrer justo en el momento preciso en el que se presentó la sed, pues me hallaba en la entrada de un parque donde había una fuente de agua potable.
Estuve un buen rato bebiendo agua y tirándome el agua por encima del cuerpo, dejándola caer desde mi cabeza hacia abajo. Ese fue un fascinante encuentro con el liquido elemento.
Poco después llegué a la punta del cabo en donde se encuentra el faro. Bordeando una senda hacia la izquierda llegué hasta el mismo borde del acantilado en donde a una altura de vértigo de unos 200 metros de elevación se veía abajo el mar azul, con la espuma blanca de las olas golpeando contra las rocas de las calas, con un sonido ensordecido por la distancia.
Vi a las gaviotas volar abajo de mi, planeando sobre el mar y la costa.
Entre el azul del mar se veían los submarinistas como pequeños puntos que contrastaban con  sus voces que a veces el aire hacia llegar a mi oido bastante ampliadas,... como si estuviesen más cerca de lo que en realidad estaban.
Por el enorme calor de aquel soleado día de verano, el mar se veía tan apetecible y refrescante que combatiendo con el preventivo cosquilleo del vértigo por la altura se presentaba la tentadora sensación de poder saltar desde allí hasta el mar para zambullirse dentro de él.
Este es el mismo tipo de tentaciones que suelen conducir a muchos a realizar acciones equivocadas despreciando el peligro que eso pueda suponer, cegados por el engañoso espejismo producido por las circunstancias, que en mi caso era el espejismo de un agua próxima para refrescar el calor,... aunque en realidad el agua estaba 200 metros más abajo.
De nuevo recordé la lucha por mantenerme consciente de la realidad con mis pies sobre la tierra, para poder regresar de mis vuelos y poderlos contar, con una base real y aplicable que siempre he intentado tener presente en el curso y con el pulso de mi curiosa exploración.
Después de haberse secado un poco más mi camiseta y mis calcetines que se habían empapado en la fuente y que había tendido sobre unas rocas junto al acantilado,... me vestí y seguí mi camino hacia una de las calas que se hallan abajo del cabo, en su lado sur, junto a la población de Javea Puerto.
Ese camino que me llevaba hasta allí también era una senda de montaña entre piedras y pinos.
Al pasar por una roca lisa e inclinada resbalé con la tierra fina y las hojas secas de los pinos que la cubrían y con un acto reflejo me di rápidamente la vuelta para no golpearme la espalda, pudiendo parar así el golpe de frente con los brazos recogidos.
De todos modos fue un buen impacto frontal en el que al darme la vuelta me hice una gran rascadura en la parte baja exterior de la pierna izquierda, dejando al descubierto una herida enrojecida, además de algunas otras pequeñas heridas y contusiones.
Unos metros más abajo llegué a la cala, junto al mar.
Era un apetecible lugar entre las grandes rocas del acantilado. El agua transparente de color verde azulado se mecía con un pequeño oleaje, dejando ver las grandes piedras redondeadas de su fondo e invitándome a zambullirme y a refrescarme.
Ahora tenia la oportunidad de entrar en ese apetecible agua que ya había visto desde 200 metros más arriba, sobre el cabo.
La gran rascada de mi pierna me hacia daño y con mi cuerpo cansado me costaba quitar los zapatos, los calcetines y la camiseta.
Poco después me zambullí en el agua con una sensación que superaba a la imaginada.
Me acosté flotando sobre el agua con mis brazos extendidos y mirando hacia arriba, dejando que el ligero oleaje me meciera y me llevase a algún lugar de aquel recinto natural entre las grandes paredes rocosas.
Mi relax y descanso allí fue total, hasta casi me dormí sobre el agua.
Después de nadar y bucear varias veces jugando con los peces de colores, salí del agua y me sequé al Sol tumbándome sobre unas grandes piedras redondeadas. Mi herida me picaba por el contacto con el agua de mar y recordé el dicho: ¨...Lo que pica cura...¨ mientras que dejaba que el Sol quemase mi piel. Tenia fuertemente la sensación de que un lugar así solo puede alimentar y sanar, a pesar del picor de las heridas, de las quemaduras del Sol,... y de vez en cuando el cansancio y la sed. Me sentía como un esfuerzo con contenido de felicidad estimulado por la maravillosa naturaleza del entorno.
Cuando se secó mi bañador volví a vestirme con zapatos y camiseta, me puse de nuevo el pequeño macuto con los víveres y salí otra vez al camino para continuar corriendo hacia el Cabo de la Nao.
Sabía que eso significaba varios kilómetros de costa, corriendo bajo el potente Sol.
Aún así mi deseo de poder llegar hasta allí y bañarme de nuevo en el mar era tan grande que no dude en hacerlo y me puse en marcha.
Durante todo el camino de Denia hasta allí a través de la montaña, había ido poniéndome en la boca ramitas de hinojo que se encontraban junto al camino y que tiene un fuerte sabor refrescante de anís. Eso me daba fuerzas para seguir corriendo.
Esta vez, en el camino de la costa desde el Cabo de San Antonio hasta el Cabo de la Nao, la naturaleza me regaló además unas ramitas de hinojo marino que también es una planta silvestre que suele crecer en las rocas junto al mar.
En mis tiempos de infancia una vecina sabía preparar este sabroso vegetal para las ensaladas. Aunque también se puede comer así directamente de la planta.
Esa vez encontré unas jugosas y gruesas hojas de hinojo marino que tiene un sabor un poco amargo y salado por la proximidad del mar pero que sin embargo quitan la sed y alimentan.
Seguí corriendo por la costa hasta que empecé de nuevo a ascender la montaña por una carretera serpenteante que conducía hasta el Cabo de la Nao.
Bajo el fuerte Sol mi cuerpo de nuevo empezaba a mostrar síntomas de fatiga e hice un esfuerzo para no parar de correr cuesta arriba, al menos hasta llegar al cabo. Iba pasando de un lado al otro de la carretera para aprovechar las sombras de los grandes árboles que se hallaban a uno y a otro lado y bastante distanciados entre si. Cada sombra era como el agua o la brisa refrescante. Realmente en estas circunstancias se aprende a apreciar verdaderamente el valor que tiene una sombra.
Aquel símbolo de la figura en forma de cubo que había hallado grabado en la roca roja del Montgó,... ya se había quedado lejos, atrás de mi, en el Montgó, el cual desde allí se veía como un pequeño monte triangular en la lejanía.
Aún así la meditación en el significado de aquella figura cúbica grabada en la roca... estaba activa dentro de mi, a pesar del cansancio físico por mi carrera bajo el Sol,... seguía pensando en ello y en su mensaje,... y esa meditación era la acción de mi espíritu que me daba fuerzas para seguir corriendo, que me adormecía el sufrimiento físico, como cerrando las cortinas del mundo externo, atenuando su luz, y dejándome ver como última imagen en mi adormecimiento temporal hacia el mundo del exterior,... a mis pies corriendo de modo automático mientras me alejaba de ellos para introducirme en mi mundo interior, en donde se hallaba mi espíritu y la meditación que en ese momento contemplaba, la de aquel cubo grabado en la roca.
Como siempre volvió a reafirmarse en mí el hecho de que el espíritu es el motor del cuerpo.
Al salir de mi sala de máquinas corporal, de nuevo hacia la realidad externa, mis ojos volvieron a recibir la potente luz del Sol y volvía a ser plenamente consciente de cada paso sobre el asfalto. Mi cuerpo aunque cansado y sin parar de correr había tenido un momento de descanso y de reposición de fuerzas, tan solo por el hecho de haberme introducido en mi meditación por un momento mientras corría.
Finalmente llegué al Cabo de la Nao y desde allí descendí andando por una nueva senda de montaña hasta llegar a la Cala de la Barca, de cantos rodados. De nuevo el apetecible y refrescante agua de mar se presentaba ante mí.
Esta cala a diferencia de la anterior en la que fui el único visitante,... es más grande y estaba llena de turistas. Como todos los puestos costeros en donde suele ir la gente a bañarse este también tenia su puesto de vigilancia de socorristas de la cruz roja que de vez en cuando salvan a algún bañista con problemas.
Esta vez me salvaron a mi de la sed que había vuelto a hacer acto de presencia. Tenían un gran depósito de agua potable del que bebí 7 vasos y muy agradecido busqué un lugar entre la gente donde dejar mis zapatos y mi camiseta para entrar de nuevo en el mar.
Una vez dentro volví a sentir la indescriptible sensación de poder refrescarte con el agua de mar cuando realmente lo necesitas. La herida me volvió picar con la sal del mar aunque la sensación del contacto con el agua era tan agradable que me tumbé de nuevo sobre el mar flotando con mis brazos extendidos y cara arriba con los ojos cerrados,... y allí, mientras descansaba, volví a meditar en el cubo y en todas las figuras cúbicas y de punta que había encontrado en mi camino hasta hallar el grabado de la misma figura del cubo en la misma perspectiva en la roca roja del Montgó, lo cual había sido ese mismo día, algunas horas antes y algunos kilómetros atrás.
Todo ello parecía tan realmente mágico y coincidente, que aún con la realidad del esfuerzo físico realizado hasta el momento, continuaba en ello, recordando el cubo y su mensaje, maravillado y absorto.

Salí del mar, me tumbe sobre las piedras para secarme al igual que los demás bañistas, con la excepción de que entre las piedras y mi espalda no había ningún colchoncito flotador o toalla.
Tal vez eso fuese entre otras cosas lo que hacia que algunos se distrayesen mirándome, sobre todo los niños. Sus miradas no me molestaban, al contrario, podía sentir su cariño y su acogida, por el regocijo que tenían al observar a una especie de fakir de la tierra que les demostraba ante sus ojos de turistas... cómo también era posible tumbarse sobre los cantos rodados sin hacerse daño.
La verdad es que además de sentirme un emisario de la naturaleza en ese momento, me sentía muy a gusto con ese contacto de las piedras en mi piel, después de haber recorrido varios kilómetros a pie, haciendo marathon por plena naturaleza, montaña y costa, para llegar hasta allí,... y además con esa meditación del cubo dentro de mí.
Aunque tal vez esos niños, por eso, por ser niños, también estaban captando algo de lo que mi espíritu llevaba dentro de mí, en su caja de sorpresas, que en este caso era la meditación del cubo en punta y su mensaje, dirigido a mí y a los demás... y en primer lugar a los niños, por su enorme poder receptivo, capaz de sacar el pan del horno antes que nadie.
Aunque ese pan aún se estaba cociendo y no podía dejar que los niños, por la impaciencia presente en la otra cara de la virtud de la percepción infantil,... se quemaran con él.
Primero debía de elaborarse el pan de ese mensaje que se estaba cociendo dentro de mi horno espiritual, y después ya podrían comer todos de él, tanto niños como adultos.
Para lo cual espero que mí función de fakir no tenga que ser excesiva, como lo tuvo que ser desgraciadamente para el pobre de Jesucristo cuando lo clavaron en la cruz,... o para tantos otros de recorridos similares.
Hoy vivimos en unos tiempos por suerte más evolucionados en los que ya no es necesario llevar las cosas a ese extremo.
Además de que por suerte ya no es uno solo el que realiza en solitario ese camino de fabricar el pan del conocimiento interior, para dárselo después a los demás, sino que somos muchos los ¨panaderos¨ que hoy fabricamos ese tipo de pan espiritual,... o mejor dicho, que todos tenemos hoy la posibilidad de fabricar ese pan por nosotros mismos, para después compartirlo de igual a igual los unos con los otros, y disfrutar así de la aplicación practica del trabajo realizado.
Así que por suerte puedo considerar que no estoy haciendo algo que los demás no puedan realizar... si quieren y se lo proponen.
Si en un momento dado soy yo quien fabrica este pan, entonces lo daré a otros agradecido.
Si en otro momento dado es otro quien fabrica este pan, entonces lo tomaré de ese otro, igualmente agradecido.
A fin de cuentas el pan es pan venga de donde venga, y el que tenga hambre comerá con las mismas ganas un pan hecho por otros que un pan hecho por él mismo.

Regresando a mi relato,... después de secarme de nuevo en el Sol, me volví a vestir y despidiéndome de quienes se hallaban próximos a mí inicié el camino de regreso que empezaba por la senda de montaña que ascendía desde la cala hasta la parte alta del cabo.
En esa senda y antes de llegar hasta arriba me desvié para hallar un lugar donde comer el provisionamiento de alimentos que había llevado en mi pequeño macuto desde Denia.
Así que con el hambre que tenia, comí esas pasas, frutos secos y la media manzana como si de un autentico manjar se tratara.
Que bueno que estaba y que bien que me sentó. Aquí de nuevo vuelve a pitar la alarma de la falta de palabras para poder describir una situación, que no se puede comprender muy bien hasta que no se vive dentro de las mismas circunstancias.
Aunque en ese momento si que podía comprender bastante bien lo que me contaba mi abuelo referente al hambre que pasaron en la guerra.
Lo cual demuestra por suerte que no es necesario pasar una guerra para comprender lo que puede suceder en ella. Basta con que alguien eche a correr por las montañas con poca comida atada al cinto. Pues él comprenderá muchas historias antes contadas. Tal como me pasó a mí ese día.
Una vez terminados mis suministros emprendí de nuevo el ascenso al cabo, por la senda, y tras despedirme de la isla del Portixol que se veía desde allí, inicié mi descenso corriendo de nuevo por la carretera hacia abajo. Afortunadamente bajar no es lo mismo que subir.
Mi macutito pesaba menos y además yendo cuesta abajo tomé carrerilla y fuerza para después continuar corriendo varios kilómetros más por la costa hasta llegar otra vez al pie del cabo de San Antonio,  en donde ascendí de nuevo la senda de montaña hasta llegar arriba del cabo junto al faro.
Allí la sed que iba conteniendo los últimos tramos a base de ramitas de hinojo, de tomillo y de romero,... me volvió a llamar a la puerta,... justo en el momento en el que volvía a llegar a la misma fuente en la puerta del parque donde antes en el camino de ida ya había saciado mi sed.
¡Que buena me volvía a saber de nuevo el agua!
Seguí corriendo por encima del cabo. Ya estaba anocheciendo, así que no pude tomar la senda de descenso por montaña desde el cabo por su lado Norte hasta la Torre del Cherro y Denia. Así que inicié el descenso con la noche cada vez más presente siguiendo las curvas de la carretera que recorría la montaña desde el cabo hasta la población de Denia.
Mientras corría con mi cuerpo cada vez más fatigado, el refugio en el espíritu cobraba cada vez una importancia más vital.
El día ya se había transformado en una noche cerrada, mis pasos sobre la carrera eran el único movimiento en medio de aquella quietud nocturna de la montaña, excepto alguno de los escasos automóviles que pasaban de vez en cuando, huyendo asustados de aquel posible autoestopista de aspecto crístico.
En un momento del descenso miré hacia el cielo estrellado y viendo unas estrellas destellantes me salió del corazón una espontánea pregunta hacia Kinomi:
¡Kinomi! ¿¡... No será tu nave alguna de esas luces que destellan...!?
Después de la pregunta volví a mirar hacia el frente para no desviar mis pasos del lateral nocturno y no muy visible de la carretera.
Transcurrido un pequeño momento de posicionamiento de mis pasos, volví a mirar hacia el mismo lugar del cielo que contemplaba cuando unos instantes atrás había hecho la pregunta a Kinomi,... y vi una potente luz fija y amarilla, más grande que un estrella.
Al verla, exclame:
¡Ah... mira Jupiter!
Pues había estado varios meses viendo a Jupiter en Amsterdam como una estrella más brillante que las otras, ascendiendo en el cielo nocturno.
Así que relacionando esa luz con Jupiter pensé por un momento que se trataba de este planeta, y seguí corriendo mirando hacia el frente.
Pero mientras corría, durante los siguientes instantes razoné que no podía tratarse de Jupiter, pues en los últimos días ya no se veía Jupiter del mismo modo, y además que esa luz había aparecido allí en medio del cielo estrellado,... pues antes no estaba.
Después de este rápido razonamiento que me despertó a la realidad, volví a mirar hacia el mismo lugar del cielo,... pero esa luz ya no estaba.
Entonces exclamé de nuevo:
¡Kinomi! ¡Esa luz era tu nave!
Pronto comprendí que cuando había mirado al cielo preguntando a Kinomi que si alguna de esas estrellas o luces destellantes podría tratarse de su nave,... él me escuchó, vino y se puso, justo en el lugar del cielo hacia el que había mirado un momento antes haciéndole la pregunta,... apareció allí con su nave,... una potente luz fija y amarilla,... más fuerte que cualquier estrella.
Después de unos momentos desapareció.
Con ello es como si Kinomi me dijese:
Esas luces no son mi nave, son estrellas,... mi nave es esta,... mira.
Después de esta experiencia seguí corriendo atónito hacia abajo hasta llegar a Denia.
El paseo de la primera playa, la Marineta Casiana, estaba lleno de gente que paseaban muchos sin camiseta, en esa calurosa noche de verano.
Mientras corría entre ellos y ya transcurridos más de 40 kilómetros de carrera y andadura, volví a pensar en esas dos importantes señales, la del día, el cubo grabado en la roca, y la de la noche: la nave de Kinomi.
Los dos sucesos estaban obviamente ligados entre sí. Desde el principio de mi llegada a Denia había estado viendo repetidamente figuras de cubos en punta, las cuales me condujeron al cubo en punta grabado en la roca del Montgó, el cual ofrecía el mensaje que la naturaleza (...) me daba a través de las formas de cubos en punta que estaban llegando hasta mí ya desde hacia días,... y precisamente ese mismo día en el que veo a la gran y evidente figura cúbica grabada en la roca roja del Montgó comprendiendo así el mensaje de esas figuras cúbicas,... es cuando unas horas después veo también la nave de Kinomi.
¿No es esto demasiada coincidencia?

-----------------------------------------------------------

Dos días después bajaba desde el Montgó hacia Denia, casi en el anochecer y vi varias luces tenues que viajaban a la misma velocidad y distancia las unas de las otras.
Habia varios detalles que mostraban que no se trataba de un avión o aparato de vuelo convencional:

1- No pestañeaban como las luces de los aviones.
2- La distancia entre ellas era demasiado grande como para tratarse de un avión que se ve a lo lejos, cuyas luces por la lejanía se ven más próximas las unas de las otras.
3- El grupo de luces parecían venir del Montgó de su parte más próxima al mar,... y siguiendo su trayectoria hacia atrás estas tropezarían contra el muro de la montaña.
4- Su trayectoria o desnivel de vuelo era muy inclinado hacia abajo, en linea descendente,... y en Denia y en las proximidades no hay un aeropuerto, por lo que no se ven aviones desde cerca que inclinen su vuelo para despegar o aterrizar, o que vuelen a poca altura.

 Al ver el grupo de luces que se movían juntas en dirección inclinada, descendente y como provenientes del Montgó,... me quedé atento siguiendo su trayectoria y el grupo de luces se introdujo en una pequeña nube que aún se veía a pesar de empezar a anochecer.
Me sorprendí al ver que las luces no salían por el otro lado de la nube que era muy pequeña, por lo que si las luces hubiesen seguido con la misma velocidad y trayectoria, en 3 segundos ya deberían de asomarse por el otro lado de la nube.
Después de unos momentos, por el mismo lugar por el que se deberían de haber asomado las luces, se asomó una luz intensa y amarilla, más grande que la luz de una estrella.
Era exactamente la misma luz que había visto al bajar del Cabo de San Antonio dos días antes y que había identificado como la nave de Kinomi.
La luz permaneció allí estática unos segundos y después se transformó en el mismo grupo de luces tenues de antes y regresó por el mismo camino en dirección por donde había venido,... ascendiendo hacia el Montgó, pero esta vez con un poco menos de inclinación y más dirigidas hacia el mar, es decir, hacia donde se encuentra el Cabo de San Antonio.
Aquí estaba de nuevo la nave de Kinomi. Había venido a mostrarme que lo que había visto dos días atrás y también ese mismo día... era real,... para que no tuviese ninguna duda de ello,... de que esa luz que durante esos días había visto dos veces era la nave de Kinomi.

El año pasado, en el 2011, bajaba de la parte más alta del Montgó con mi mujer, Yvette y mi hijo, Jordi. Íbamos en dirección hacia el Cabo de San Antonio, hacia el mar y se nos hizo de noche en el descenso. Vimos una luz azulada en el cielo que estaba estática y crecía haciéndose cada vez más intensa, casi cegadora. Después volvió a disminuir de tamaño al mismo tiempo que descendió hacia abajo a una gran velocidad y desapareció dejando una delgada pero visible estela blanca. La luz era de tonos azules, grisáceos y blancos.

Justamente el día siguiente estaba paseando por la escollera Norte con Yvette y con Jordi y al llegar a su recodo más pronunciado vimos a un gran número de gente que estaban mirando con mucho interés hacia el Cabo de San Antonio, por encima de la planicie que le une al Montgó, denominada Las Planas.
Ese era el lugar en el que el día anterior con Yvette y Jordi había visto la luz en el cielo a la que me he referido antes.
Esta gente decían que por allí arriba de las Planas habían visto tres luces en formación triangular que subían y bajaban.
Comentaban la posibilidad de que se tratasen de globos iluminados.
Aunque es difícil que tres de esos globos viajen de una manera tan equidistante entre si, formando un triángulo.
Por otro lado si las 3 luces se tratasen de un solo globo este sería demasiado grande para poder ser un globo.
Comentando estos casos a un amigo de Denia me dijo que él también ya hacia algunos años, en la noche y sobre el mismo lugar de Las Planas... había visto una vez tres luces que se desplazaban en forma de triángulo, haciendo pequeñas variaciones de movimiento cada una de ellas por separado, pero manteniendo las 3 la posición del triángulo.

Todos estos avistamientos han sucedido en el mismo lugar sobre Las Planas,... o muy próximos a este lugar.

1- Yendo desde el Cabo de San Antonio hasta Denia y hallándome aún en Las Planas, vi la luz en el cielo que era la nave de Kinomi
2- Bajando del Montgó volví a ver la misma nave de Kinomi que procedía de la parte alta del Montgó y de Las Planas y que después regresó hacia Las Planas.
3- Bajando del Montgó hacia el lado de Las Planas (Cabo San Antonio y mar...) vimos una luz sobre Las Planas.
4- Un grupo de gente desde la escollera Norte estaban viendo tres luces en triángulo que se hallaban por encima de Las Planas.
5- Un amigo de Denia me comentaba que había visto tres luces en forma de triángulo por encima de Las Planas.

¿Habrá en Las Planas de Denia, (Alicante, España,...) una base Ovni?
Después de haber visto el día anterior a la nave de Kinomi la primera vez durante estos días, me hallaba andando por la senda de montaña en Las Planas que va desde el Cabo de San Antonio hasta Denia.
Mientras andaba por allí meditando en la cueva roja y en el símbolo del cubo que había hallado en ella, veo que el Montgó está rodeado de una nube oscura.
Era extraño ver que solo el Montgó tuviese esa nube y que esta estuviese tan pegada a él.
También estaba pensando acerca de la forma triangular cómo el Montgó se ve desde el Cabo de San Antonio, y también en la gran piedra de 1m 80cm de altura mas o menos, triangular y proporcional al Montgó que se halla en la senda de montaña que va de Denia hasta Las Planas.
Continuo pensando en la cueva roja en donde hallé el dibujo del cubo y recuerdo que esta tiene forma de un gran ojo al cual al verlo por primera vez lo asocie al Ojo de Horus.
Por las formas triangulares del Montgó lo asocio a una pirámide y al ojo de la cueva roja con el ojo asociado a la parte superior de la pirámide.
En ese momento aparece una nube de las mismas proporciones que la nube que estaba cubriendo el Montgó y muy próxima a esta.
De esta nueva nube y en su lado izquierda aparece otra nube pequeña, estrecha, larga y horizontal, que une a ambas nubes grandes, la del Montgó y la nueva nube junto a ella.
Detrás de la nueva nube se hallaba el Sol el cual empieza a crear un orificio en la nube por el que se asoma. Desde el Sol hacia la parte inferior de la nube empiezan a caer rayos de luz solar hacia la tierra, los cuales forman una pirámide perfecta.
Observo que en la parte superior de la pirámide en donde está el Sol entremezclado con pequeñas estelas de nubes semitransparentes,.. aparece dibujada la forma de un platillo volador o típico ovni. La imagen era muy clara y aquella nave situada en el lugar del Sol estaba representada con luz justo arriba de aquella pirámide de rayos de Sol.
El significado de las imágenes que aparecían en esta nube junto al Montgó era el mismo significado que le había dado al Montgo como una pirámide envuelta en una nube y con el Ojo de Horus arriba, el cual estaba representado por la cueva roja.
El Ojo de Horus también representa al Sol,... y arriba de la pirámide también se suele representar al Sol.
Es decir que está simbología y el mensaje encerrado en ella volvía a asociar todos estos elementos.
El Ojo de Horus que está arriba de la pirámide era el Sol y a su vez era la nave dimensional (Ovni..) cuyos ejes de giro están hechos con la imitación del giro del Sol, de los planetas y de los demás astros.
 Si el Sol es una puerta dimensional a la que se accede por ejemplo a través del vértice superior de la pirámide que es donde se representa al Sol,... entonces el Ojo de Horus también es el símbolo de una puerta dimensional, al igual que la Cueva Roja con la forma del ojo de Horus y arriba de la pirámide que el Montgó representa por su forma traingular… también es una puerta dimensional, tal como lo había sentido al ponerme de pie encima del signo del cubo en punta grabado en su suelo de roca.
Entonces el típico ovni o nave que aparece en la posición del Sol, del ojo de Horus y de la cueva roja,... dibujado arriba de la pirámide de luz hecha por el Sol que se asoma a través de la nube,... también es una puerta dimensional.
A la vez que la nave dimensional u Ovni también es como un pequeño Sol amarillo, tal como veía a la nave de Kinomi de color amarillo, como un pequeño Sol.
Todas estas señales me llevaban a concretar mi meditación hasta el suelo de lo practico y aplicable.
Pues la parte superior de la pirámide representa al Ojo de Horus, al mismo Dios,... aunque ese Dios también está representado como el mismo Sol físico (el Dios Sol de las antiguas culturas). Mientras que por otro lado ese Dios del vértice superior de la pirámide que también es el Sol físico en algunas antiguas culturas,... también representa a la nave dimensional (Ovni...) ya que este es un aparato tecnológico que en los giros sobre su propio eje imita a los giros del Sol, de los planetas y de los astros sobre sus respectivos ejes de giro.

Esta concreción de las señales en la nave dimensional o típico Ovni, me estaba mostrando que el Montgó es una base Ovni (una base de naves dimensionales).
Igual que todo espíritu de manifiesta por la materia,... toda meditación espiritual también tiene su manifestación material.
Así que mi meditación espiritual se manifestó alcanzando la concreción material del mensaje que dice que dentro del Montgó existe una base Ovni desde tiempo inmemorial.
Al comprender este mensaje concreto que me informaba acerca de la existencia de la base Ovni en el Montgó de Denia (Alicante, España) mi meditación llegó a su realización y alcancé el éxtasis de nuevo, mirando fijamente hacia el Montgó su nube y la nube contigua. Todo estaba comprendido. El Montgó es una base Ovni,... mensaje recibido. Mi cuerpo dentro del éxtasis y mirando fijamente y sin pestañear hacia el Montgó y la nube con el Sol detrás, se quedo paralizado, totalmente quieto, dentro de un supremo bienestar. El espíritu de mi meditación se había realizado y concretado en la materia aportando una respuesta física y real: el interior del Montgó es una base Ovni,.. y concretamente más hacia el lado de Denia, es decir, del Norte.
Las asociaciones de términos que se habían desarrollado a través de todo este proceso meditativo volvían a aparecer ante mi, esta vez desglosándose en un abanico que soltaba las partes que lo formaban dejando caer estas de nuevo en el suelo, pues ya habían realizado su función de transmitir el mensaje.
Volvía a observar la exactitud de las señales que habían intervenido, pues la cueva roja, que las señales asociaban al Sol y al Ojo de Horus que son representantes definitorios de Dios,... es de color rojo, que es el color que la cenuítica asocia a la primera esencia C y al creador.
La piedra de la cueva roja es volcánica, lo cual muestra que en un pasado remoto la cueva roja tal vez era la boca de un volcán, el cual escupe fuego y calor, que son atributos asociados también a la primera esencia C, al igual que el Sol, por su fuego y su calor,... y al igual que la nave dimensional, también por el calor y la luz que produce,... como la nave de Kinomi con una luz intensa de color amarillo como el Sol.

Hay otras señales que también habían intervenido en la formación de mi meditación y en su concreción física final acerca de que el Montgó en su cara de Denia es una base Ovni.
Una de esas señales apareció cuando me hallaba dentro del mar en la Marineta Casiana y el cielo ennegreció con una nube de tormenta de verano, la mar se rizó y llovió algo,... pues en Denia no suele llover mucho a pesar de estas situaciones tormentosas.
Aún así continuaba haciendo calor y continué dentro del agua observando como el Sol se asomaba por la nube oscura formando con sus rayos una pirámide perfecta hacia la tierra.
En ese momento medité en la doble pirámide de la constelación de Orión la cual refleja el paso dimensional instantaneo desde las pirámides de los planetas de Orión hasta las pirámides de la Tierra.
 Poco después y esperando que tras esta intensa meditación fuese a aparecer otra pirámide inversa arriba de la primera con los rayos de Sol dirigidos esta vez hacia arriba, formando así a la doble pirámide de Orión,... así fue ante mis asombrados ojos.... pues sin desaparecer la primera pirámide, los rayos de Sol formaron una segunda pirámide hacia arriba.
Alli estaba la doble pirámide de Orión, tal como mi meditación ya estaba sintiendo y viendo dentro de mi y después eso mismo se manifestó en el exterior, en la concreción material de la realización de esa meditación y amasado por un puñado de nubes y de rayos de Sol,... formando la doble pirámide de Orión para decir que posiblemente la base ovni situada en la parte Norte del Montgó este hecha por seres provenientes de la constelación de Orión, los cuales son a su vez nuestros primerospadres, creadores guias y halleradores de nuestra civilización humana terrestre hecha y dirigida por ellos desde sus comienzos.
Es posible que Kinomi sea uno de ellos.

Otra de estas señales también se manifestó un día próximo a estos en el que subiendo a la montaña de San Nicolás próxima a la Marineta Casiana el cielo se volvió a nublar con negros nubarrones de tormenta,... aún así el aire era tan caliente que quemaba, creándose una mágica atmósfera. De pronto la nube que tapaba el Sol empezó a transparentarse y el Sol desde detrás trazó unas claras lineas de luz que dibujaban uno ojo de estilo egipcio como el Ojo de Horus, con su óvalo, su glóbulo y su pupila, con incluso las lineas en los extremos de los ojos tal como figuran en los dibujos egipcios del Ojo de Horus. El iris del ojo estaba más dirigido hacia la parte alta como en las representaciones del Ojo de Horus y miraba hacia arriba.
A su vez se asemejaba a la esfera terrestre y a su Polo Norte, por la posición del iris en la parte alta del glóbulo, al igual que el círculo del Polo Norte ocupa su respectiva parte del globo terráqueo.
Fascinado por esta clara señal, seguí subiendo la montañita de San Nicolas contemplando el particular paisaje de los alrededores que desde allí se divisa y sintiendo esas continuas ráfagas de aire caliente que quemaban la piel. El sonido de los grillos era intenso como nunca lo había sentido, como la vibración de una potente central eléctrica. Al llegar justo arriba del montículo vi un pinar que crecía entre las baldosas del suelo de una vieja casa derruida, de la que tan solo quedaban algunas estructuras de su suelo.
En uno de esos recintos estaba dibujada la estrella del Ahí típica, tal como la presenta la cenuítica, tal como muestro en la siguiente imagen:


Esta estrella es también la típica y llamada rosa de los vientos que marca los puntos cardinales,... y posiblemente con este sentido dibujaron allí a esta estrella cuando construyeron esta casa, poniéndola en el suelo de alguno de los patios interiores.

Aún así con esta estrella convive también el significado de la estrella del Ahí, probablemente mucho más antiguo que el significado de la rosa de los vientos. De todos modos ambos significados  conviven y se unen en un solo significado básico, pues la rosa de los vientos refleja a la dimensión en la que vivimos, la cuarta, mostrando a todas las direcciones básicas que se pueden seguir en nuestra cuarta dimensión aparente,... sus 4 esquinas principales, Norte, Sur, Este y Oeste, reflejando con ellas a la cuarta dimensión aparente en donde vivimos.
Es decir que no puede ser una estrella de 5 puntas o de 6 la que refleje a la dimensión de nuestro mundo y a las direcciones que se pueden seguir en él,... pues no nos podríamos imaginar a 5 o 6 o 7 puntos cardinales en vez de 4 y sus derivados,... sino que automáticamente ya sea por propia observación o por la inercia inductiva procedente de la observación de otro, siempre terminamos por dividir, señalar y partir nuestro mundo en las 4 partes o direcciones básicas de Norte, Sur, Este y Oeste,... lo cual es señal de que nos hallamos viviendo dentro de la cuarta dimensión aparente,... 4 dimensiones y cuatro direcciones a seguir.
Tres dimensiones dominamos, las cuales representan a lo largo, lo alto y lo ancho,... pues las vemos y somos plenamente conscientes de ellas,... al igual que al mirar al frente de pie sobre la superficie de nuestra Tierra vemos tres puntos cardinales,... el de enfrente es uno, y de reojo vemos el de la derecha y el de la izquierda que enmarcan y sitúan ante nosotros el de enfrente,... pero no vemos nunca el punto cardinal de detrás, porque esta detrás de nosotros y no tenemos ojos en la espalda.
Del mismo modo, de las cuatro dimensiones aparentes hay una que no dominamos aún, que es el tiempo, aunque si que está presente y lo sabemos que se halla en nuestro mundo, pero aún no la terminamos de comprender y de poder darle un uso,... del mismo modo que sabemos que el punto cardinal que siempre cae a nuestra espalda nunca lo podemos ver,... aunque si que sabemos que está.
Lo mismo sucede con la dimensión del tiempo, pues sabemos que está pero no la podemos manejar, sino que aprendemos a manejarla,... mientras que por otro lado si que vemos y manejamos a las otras 3 dimensiones de lo alto, lo largo y lo ancho.
Por eso la estrella del Ahí es también la rosa de los vientos, pues define a las 4 dimensiones de nuestro mundo, perfectamente observadas e iguales, llevando así a nuestro mundo a una realización,... por mostrar una imagen de la cuarta esencia (el tiempo, una de las 4 puntas de la estrella) ya alcanzada y dominada y por lo tanto presente entre las otras 3 dimensiones como una dimensión más, como otra punta más de la estrella igual de imprescindible que las demás.
Por esa razón la estrella del Ahí al representar a la realización (las 4 dimensiones dominadas) de nuestro mundo de 4 dimensiones aparentes, también representa al Dios de este. Es decir al Dios de nuestro mundo de 4 dimensiones aparentes en el que estamos, o sea al Ahí,... que es como me refiero a nuestro Dios, como la naturaleza, la ley perfecta que mueve todas las cosas, el universo, el creador,... o como se le quiera llamar,... es decir: el Ahí,... representado  gráficamente por la estrella del Ahí que es muy similar al dibujo gráfico de la rosa de los vientos.

Así que arriba de la montaña de San Nicolás se hallaba precisamente la estrella del Ahí, y que representa a su vez al creador, y por lo tanto al Sol y al ojo de Horus,... situado arriba de la colina de San Nicolás, la cual en este caso está asociada a la pirámide con el ojo arriba, el cual representa al Ojo de Horus y al Sol,... y a la estrella del Ahí.
Además de que subiendo a la montañita de San Nicolás había visto al Ojo de Horus perfectamente dibujado en la nube por el Sol que estaba detrás el cual lo trazó con líneas luminosas.
Increíble, las señales estaban hablando de lo mismo con una claridad tremenda.  
Todas estas señales hablan de pirámides, del Ojo de Horus, del Sol, y de las naves dimensionales, platillos volantes u ovnis,... además de la constelación de Orión como el posible lugar de procedencia de los seres que pilotan los ovnis y que son nuestros padres que nos pusieron en la Tierra como hijos suyos y que por eso nos cuidan y nos halleran continuamente, mostrándonos todo esto a través de estas señales y muchas otras para que les conozcamos, sepamos que existen y que nos quieren,... y que podemos confiar en ellos como en nuestros mismos padres, de los que hemos nacido, que nos han hecho, nos llevan, nos cuidan, nos halleran y nos conducen continuamente hasta la realización feliz, plena y final.
¿Habrá sido la montañita de San Nicolás otra base ovni, al igual que el Montgó, a al menos un departamento de esta?
Posiblemente sí.
Kinomi es efectivamente uno de estos seres a los que me refiero.

El 30 de Julio fue el día que descubrí la cueva del Ojo de Horus (o cueva roja) y el símbolo del cubo que encontré junto a ella.

Después de ese día supe que el 29 de Julio había aparecido en los campos de cultivo de Inglaterra un agroglifo muy parecido al dibujo del cubo que el día siguiente, el 30, hallé en la cueva roja.
¿Coincidencia?
Es lógico pensar que sería una coincidencia aún más sorprendente si descubro primero la cueva y el símbolo del cubo grabado en su roca y después, el día siguiente aparece un símbolo parecido en los dibujos de los campos de Inglaterra.
Aunque parándose a pensar un poco más:
¿No es acaso igual de coincidente o incluso más, hallar el símbolo del cubo en la cueva y descubrir después que el día anterior había aparecido un dibujo similar en los campos de cultivo?

Pues aún no había visto el dibujo referido aparecido en los campos de cultivo, ni tampoco sabía que iba a hallar la cueva roja ese día, y menos que iba a encontrar en ella el dibujo del cubo que se asemeja al dibujo que apareció en un campo de cultivo de Inglaterra el día anterior. 

Es como si el que puso este dibujo en el campo de cultivo, es decir, Kinomi,... supiese que el día siguiente yo iba a encontrar un dibujo parecido en la cueva, y supiese también cómo lo iba a interpretar,... y él me estuviera respondiendo a todo ello con un dibujo que hizo en el campo de cultivo el día anterior al día en el que descubrí el cubo en la cueva.
Todo esto además de coincidente también suena a ciencia ficción,... pues:
¿Cómo va alguien a responder ayer a una pregunta que me estoy formulando hoy?
Pues a mi planteamiento del dibujo que hallé un día, Kinomi me respondió el día anterior.
¿Cómo es posible?
Esto se comprende cuando se sabe que Kinomi además de tener la telepatía que le permite comunicarse con los pensamientos... y además de poder realizar el salto dimensional (o teletransportación) también tiene la facultad de viajar a través del tiempo, hacia el futuro o hacia el pasado. Por lo que para él es fácil respondernos desde el pasado a una pregunta que nos vamos a cuestionar en el futuro.
Como ha sido este caso en el que Kinomi antes del día 30 de Julio sabía que el 30 de Julio iba a encontrar la cueva roja con el símbolo del cubo, y también sabia los planteamientos que me iba a hacer al encontrar el cubo.
Por eso Kinomi, un día antes al día 30 de Julio, el día 29 Julio, me respondió a las preguntas que yo me hice un día después, es decir, el día 30 de Julio.
Con lo cual a su vez me muestra de nuevo que él no únicamente tiene control del espacio (salto dimensional, teletransportación), sino también del tiempo, pudiendo así viajar no solo de un lugar a otro del espacio, sino también de un lugar a otro del tiempo.  


 A la derecha de la anterior imagen esta el símbolo del cubo que hallo en la cueva roja (Denia, Alicante, España) el 30 de Julio del 2012.
A la izquierda está el dibujo en el campo de cultivo aparecido el 29 de Julio del 2012, del cual tuve noticias de él después del día 30 en el que descubrí el cubo en la cueva.
 El parecido entre ambas figuras, el de la cueva y el del campo de cultivo es sorprendente.
La proximidad de las fechas relacionadas con ambos, los días 29 y 30 de Julio, aún lo hace más sorprendente, subrayando así el mensaje que se transmite a través de todo ello.
Elaboro esta pequeña lista de similitudes:

1- Ambos tienen una figura hexagonal alrededor.
2- En ambos la linea que traza la figura hexagonal es más gruesa que las líneas que trazan el resto del dibujo.
3- En ambos se halla una figura dentro del hexágono.
4- En ambos la figura interna está trazada con líneas más delgadas que el entorno hexagonal.
5- En ambos la figura interna se trata de un poliedro.
6- En ambos la figura interna se trata de uno de los 5 poliedros regulares que se pueden inscribir dentro de una esfera.
7- Ambos representan a la realización de un mundo, por el alcance de la esfera, que es la figura perfecta que indica el estado alcanzado de perfección o de realización.

La única diferencia entre ambos es que el poliedro que ambos hexágonos contienen en su interior es distinto,... el poliedro del interior del hexágono de la cueva es un cubo (o hexaedro), mientras que el poliedro del interior del dibujo en el campo de cultivo es un icosaedro.

El cubo es una figura voluminosa (un poliedro) compuesta por 6 lados cuadrados
El icosaedro es una figura voluminosa compuesta por 20 lados triangulares.

Con este análisis de ambas figuras, se va desglosando el mensaje que el universo (la naturaleza, el creador,... el Ahí) transmite a través de ellas.

De momento sabemos que el hexágono exterior de ambas figuras representa al límite físico de nuestro mundo (6, Saturno, límite, etc.,...), compuesto por una estructura física de 6 dimensiones lineales.
Se refiere a la estructura material y limites contundentes de nuestro mundo, por eso la línea del hexágono se presenta bien gruesa y marcada para hacer patente la realidad de la estructura física y de los límites del mundo en el que estamos.

El dibujo distinto que contiene el interior del hexágono de ambas figuras, nos muestra caminos diferentes a seguir en relación al hexágono común. Es decir que nuestra relación con el limite de nuestro mundo será distinta si nos relacionamos con ese límite o nos dirigimos hacia él, a través del cubo o a través del icosaedro.

El hexágono representa algo material porque es un número par (6, par, materia,...).
Por estar en el contorno de ambas figuras representa el limite de estas. Un limite  (contorno) material (6, par, materia...)

Si nos dirigimos a ese límite material de nuestro mundo (representado  aquí por el hexágono,...) a través de la figura del cubo,... con ello nos estaremos dirigiendo a ese limite material haciendo uso de un camino también material,... pues el cubo con sus 6 (6, par, materia,...) lados cuadrados (4, par, materia,...) también representa a la materia.
Este es un error de base, ya que a la materia solo se llega a través del espíritu (el espíritu crea la materia) al igual que al espíritu tan solo se llega a través de la materia (la perfección de la materia alcanza el espíritu)

Este es el camino de los cohetes sólidos y materiales que pretenden llegar a la Luna y a Marte que son también objetos sólidos y materiales.
Un camino que según estas indicaciones está obviamente equivocado.

Pues tan solo se podrá alcanzar la Luna, Marte y otros planetas yendo hacia ellos de modo interno,... como por ejemplo haciendo uso de las puertas dimensionales planetarias, es decir, el salto dimensional,... la teletransportación.
Lo cual se conseguirá si antes de intentar ir a la Luna y a los planetas con cohetes... intentamos resolver otros asuntos más imperiosos, interiores, espirituales y próximos a nosotros,... como por ejemplo el equilibrar la balanza de recursos básicos de los habitantes de nuestro mundo, La Tierra, y no seguir dejando morir con un golpe de inerte y cómoda abstención a los cientos de humanos que se mueren aún de hambre día tras día por no tener un trozo de pan que llevarse a la boca.

Si resolvemos estas cosas primero, entonces ya no será necesario ir en cohete a la Luna y a otros planetas,... pues se abrirán de nuevo las milenarias y naturales puertas dimensionales de la Tierra que permitirán el viaje dimensional instantaneo,... ya que a través de ellas, tal como los humanos hacían también en tiempos remotos de nuestro pasado,... podremos ir andando de nuevo a otros planetas del universo, en cuestión de instantes, por muy alejados que se hallen esos planetas de nosotros,... con el mismo tiempo con el que se tarda en cruzar una puerta, que en este caso se trata de una puerta dimensional.

Por otro lado el hexágono aparecido en el dibujo del campo de cultivo de Inglaterra el 29 de Julio del 2012, habla de lo contrario, es decir, de no alcanzar el límite del hexágono,.. el limite de nuestro mundo,... a través de un camino material (con cohetes por ejemplo) sino a través de un camino espiritual e interior.
Esto es así porque el hexágono del campo de cultivo no contiene cuadrados como el cubo (o hexaedro) sino triángulos, y el triángulo es una figura que por ser impar (3 lados) representa al espíritu, y a todos sus demás atributos asociados, es decir, lo interno, el centro, etc.,...

Kinomi a través de este dibujo en el campo de cultivo nos muestra que para alcanzar el hexágono de los límites de nuestro mundo y poder así visitar el resto del universo, no debemos de hacerlo de un modo material, es decir, dirigiéndonos directa y físicamente hacia ese hexágono de nuestro limite, es decir, yendo en primer lugar hacia afuera de nuestro mundo para alcanzar por ejemplo a Marte, a Júpiter, y los demás planetas,... pues este es el camino equivocado.
Sino que para poder alcanzar el hexágono que simboliza el limite de nuestro mundo de 4 dimensiones aparentes (el cuadrado... el cubo) y de 6 dimensiones lineales (los 6 lados del cubo, el hexágono, etc.,...).... para eso.... primero debemos no de dirigirnos hacia el exterior, sino todo lo contrario, hacia el interior, hacia el centro de la figura, hacia el centro de nuestro mundo, desde donde nacerá la energía de ese mundo externo que queremos alcanzar y nos llevará a él dirigiéndonos primero hacia el hexágono de los limites de nuestro mundo, abriendo sus puertas y haciéndonos pasar a través de ellas, rumbo hacía nuestra meta externa, que es la que nos habrá llevado hacia ella naciendo primero en nuestro mundo.
Es decir que el dibujo del hexágono con el icosaedro compuesto de triángulos en su interior, nos muestra claramente que para resolver las cosas de nuestro mundo externo primero debemos de resolver las cosas de nuestro mundo interno, personal o interior,... y de este modo podremos resolver fácilmente las cosas de nuestro mundo exterior, pues la energía de nuestro mundo interno nos conducirá para que eso sea posible.

El interior del hexágono aparecido en el campo de cultivo de Inglaterra,... es decir,... el icosaedro,... esta compuesto por 20 triángulos,... y el número 20 indica a las 10 puntas + 10 puntas de las dos estrella de 10 puntas cruzadas entre si que representan a la puerta dimensional,... a lo cual Kinomi también se ha referido a ello en otros dibujos.
Es decir que con ello Kinomi nos muestra que el ir hacia el mundo externo dirigiéndonos primero hacia nuestro mundo interior (el 3, impar, interior, espíritu, el icosaedro compuesto por triángulos, etc.,...),... es lo que realmente abre las puertas dimensionales naturales de nuestro mundo que nos conducen en un instante al resto de los planetas del universo.

El día 30 de Julio, al descubrir la figura del cubo grabado en un suelo de roca junto a la cueva roja,... y después de poder cerrar la boca abierta por la sorpresa recibida,... me puse de pie encima de la figura, tal como me he referido antes, y me concentré, para comprobar si aquella figura señalaba el lugar de una puerta dimensional y si al ponerme encima de ella iba a desaparecer de allí y aparecer en otro planeta,... por ejemplo.
Aunque no sucedió nada,... si que note un cosquilleo en la espalda y una cierta sensación de que me elevaba... eso sí,... pero no desaparecí y aparecí en otro lugar,... o al menos mientras tenia los ojos abiertos.
Poco después al tener noticias del dibujo del icosaedro de silueta hexagonal aparecido en los campos de cultivo de Inglaterra,... supe que esa era la respuesta directa de Kinomi a mi encuentro con la figura del cubo en la cueva.
Kinomi me mostró de nuevo que para poder de verdad viajar hacia nuestro exterior material debemos de dirigirnos primero hacia nuestro interior, es decir, tratar de ser más espirituales, ser más nosotros mismos, más igualitarios, ayudarnos más los unos a los otros, etc.,... y entonces las puertas que conducen hacia los confines del universo material que nos rodea se abrirán de par en par ante nosotros,... las puertas dimensionales naturales de La Tierra,... y podremos visitar de nuevo a todo el universo material en el estamos, hasta sus confines,... y entrar de nuevo en relación con todos sus habitantes.
Pero primero hay que ir al espíritu, pues sin espíritu no hay materia.
Es decir que hemos de dejar de violar la verdad que anunciamos solo para ganar los votos de la gente y que incumplimos después para quedarnos con la mayoría de los recursos básicos que pertenecen a todos por derecho natural,... dejando así morir a la mayoría.
Sí,... aunque de vergüenza decirlo,... eso estamos haciendo los seres humanos de la Tierra,... y hasta que no dejemos de hacerlo seguiremos sin poder abrir las puertas dimensionales terrestres y sin poder salir al resto del universo, tal como antes en tiempos remotos sí que podíamos.
Kinomi y otros seres como él nos intentan ayudar continuamente a solucionar este problema,... por ejemplo con los dibujos en los campos de cultivo.
Hemos de conseguir por una vez, aunque sea por una sola vez, anunciar la verdad pero mantenerla hasta su última chispa, hasta la punta de la pirámide de la verdad anunciada,... y no violarla más,... no mostrar más la verdad, la pirámide, sin su punta superior, solo para así intentar dominar, someter y esclavizar a nuestros semejantes,...:
¡Enseñemos la pirámide de la verdad,... de verdad.... tal como es... sin esconder su punta superior!... y de este modo las puertas dimensionales naturales de nuestro mundo volverán a abrirse de nuevo,... volveremos a tener contacto total con el resto del universo, y volveremos a ser plenos y dichosos,... tal como el ser humano ha nacido únicamente para serlo, por un derecho natural que nadie ni nada nos debe de quitar.
La punta de la pirámide de la verdad es el recordar continuamente que todos los seres debemos de tener continuamente los mismos recursos y derechos básicos,... y no olvidar esta punta vital de la verdad una vez hemos anunciado la verdad solo por un momento, únicamente para ganar los votos de la gente,... y después hemos violado la verdad, hemos capado y cortado la punta de la pirámide de la verdad anunciada por nosotros,... excluyendo así su vértice superior que dice que debemos de mantener siempre la igualdad de la gente en toda circunstancia,... es decir que no hemos mantenido viva y consciente esa punta de la pirámide de la verdad, hemos preferido quedarnos nosotros solos con los votos y los recursos  básicos de la mayoría bajo el brazo y echar a correr como aunténticos ladrones y maleantes,... sin ningún tipo de escrúpulo ni sensibilidad hacia quien a causa de nuestra acción de engaño y hurto se esta muriendo de hambre o por falta de cualquier otro recurso básico.
Esta deplorable acción de los humanos, es vista continuamente desde arriba por otras civilizaciones humanas más adelantadas que la nuestra, como la de Kinomi.
Por lo que ellos nos intentan ayudar continuamente para que apliquemos la solución que todos sabemos dentro de nosotros que debemos de aplicar, es decir, que pongamos la punta de la pirámide de la verdad y que no la volvamos a quitar,... pues así, si la ponemos, todos terminaremos ganando, no solo los aparentemente pobres,... sino también los aparentemente ricos,... pues ambos tienen carencias y excesos y por ello igualmente sufren tanto unos como otros,... los aparentemente pobres padecen por falta de recursos materiales básicos,... y los aparentemente ricos padecen por falta de espíritu y felicidad interior,... y los dos tipos de padecimientos crean enfermedades tanto a pobres como a ricos.
La solución a todo ello es que todos los humanos de la Tierra apliquemos la punta de la pirámide de la verdad y la mantengamos, creando un sistema social humano sencillo y básico que mantenga la norma verdadera de atender continuamente a todo necesitado en todo momento,... es decir, la norma fundamental de mantener siempre viva y activa la punta de la pirámide de la verdad.
Entonces los seres humanos podremos decir de verdad:
¡Somos seres humanos, pues ya somos para lo único que hemos sido creados, que es lo único que hemos venido a hacer a este mundo en el que estamos, vivir en paz, armonía e igualdad de derechos y de privilegios!
En ese momento se abrirán de nuevo las puertas dimensionales de la Tierra y podremos volver a tener contacto pleno con todo el universo y sus habitantes, es decir que volveremos a ser verdaderos, felices, sanos y dichosos, tal como el ser humano ha sido creado y ha nacido únicamente para serlo.

Otra gran sorpresa me lleve cuando precisamente preparando este texto acerca de la relación entre el cubo de la cueva roja y el icosaedro de los campos de cultivo de Inglaterra,... apareció el siguiente agroglifo el 26 de Agosto del 2012:


 Aquí estaba el cubo, tal como lo había visto en la cueva roja el pasado 30 de Julio del 2012.
Kinomi ha sido muy explicito al darme respuestas muy directas a mis meditaciones a través de este agroglifo y confirmando lo mismo acerca de que debemos de dirigirnos antes hacia el interior (y sus atributos,... es decir, estar Ahí)... si queremos alcanzar alguna meta en nuestro exterior material.
Es decir que no debemos de dar ni un paso sin estar Ahí,... pues paso que demos sin estar Ahí, sea lo que sea,... finalmente nos saldrá mal y lamentaremos haber dado ese primer paso que dimos sin estar Ahí, pues eso nos trajo solo desgracias y además no nos permitió nunca alcanzar verdaderamente la meta externa perseguida.

A través de este agroglifo Kinomi me responde de la misma manera que me respondió a través del hexágono con el icosaedro contenido en su interior.
Pues como se ve en el dibujo, en las lineas del cubo aparecen triángulos,... mostrando así lo mismo que con el icosaedro compuesto con triángulos,... es decir que antes de alcanzar una meta material externa,... (los cuadrados del cubo, 4, par, materia,...el hexágono, 6, par ,la materia, etc.,...).... antes de eso.... debemos de atender a nuestro espíritu y a nuestro interior (triángulos, 3, espíritu, interior... la mayor concentración de triángulos en el centro del cubo, etc.,...),... es decir que debemos de estar Ahí,... y de este modo el mismo espíritu (nuestro estar Ahí) nos abrirá las puertas materiales y externas para que podamos alcanzar plenamente la meta perseguida,... como por ejemplo la meta de viajar a otros planetas de nuestro universo.
Que en realidad están muy cercanos a nosotros, vía dimensional, por lo que es ridículo construir cohetes para llegar a ellos vía externa,... pues están materialmente más cerca de lo que nos podemos imaginar,.. pegados a nosotros,... pero no los vemos porque las puertas dimensionales de la Tierra están cerradas,... y para abrirlas tan solo debemos de estar Ahí como siempre,... Ahí,... tal como todos ya sabemos estarlo por nosotros mismos y por derecho natural de todos por igual.

En este dibujo del cubo aparecido en los campos de cultivo, Kinomi pone otro detalle inverso a los dibujos observados antes acerca del cubo de la cueva y el icosaedro del agroglifo asociado.
Pues en estos dos dibujos del cubo de la cueva y del icosaedro del agroglifo, la linea gruesa se halla en el exterior, en el hexágono, que esta situado en el exterior.
Sin embargo en este dibujo del cubo de este otro agroglifo la linea gruesa  no se halla en el hexágono exterior sino en el centro del dibujo,... indicando con ello de nuevo que la parte más importante hacia la que nos debemos de dirigir si queremos alcanzar las metas materiales que nos ofrece el universo externo,.... no es hacia el exterior del mundo en el que vivimos (la linea gruesa del hexágono de los dos dibujos comentados anteriormente),... sino hacia el centro del dibujo y centro de nuestro mundo de 4 dimensiones aparentes ( el cubo) el cual Kinomi ha señalado ahora con las lineas gruesas situadas en el centro, para indicar y subrayar ese mismo principio,... de que las metas externas y materiales de nuestro mundo no las debemos ni podemos alcanzar dirigiéndonos directamente hacia el exterior de nuestro mundo (la linea gruesa externa del hexágono) con nuestros cohetes por ejemplo,... sino que las debemos y podemos alcanzar dirigiéndonos primero hacia el centro e interior de nuestro mundo, y el interior de todos nosotros,... resolviendo primero nuestros problemas internos como los emocionales, es decir, entablando buenas relaciones con el prójimo, viviendo en armonía entre nosotros, es decir...estando Ahí,... y de este modo, al resolverse así nuestro interior o espíritu, entonces se abrirán las puertas dimensionales del interior de la Tierra (los polos y distancias asociadas sobre la superficie de la Tierra, descritas por la figura del icosaedro por ejemplo, etc.,...)... que nos conducirán a alcanzar los confines materiales de nuestro universo,.. y entrar en relacion directa, armoniosa y feliz con todos sus habitantes,... tal como el ser humano de la Tierra ya lo estaba antes en un pasado lejano,... antes de que fuese castigado con el cierre de las puertas dimenssioanles  naturales del planeta Tierra, debido a su mal comportamiento.
Un castigo que el ser humano de la Tierra ya esta a punto de cumplir, por lo que ahora más que nunca,... hay que prestar atención para hacerlo bien,... para estar Ahí y que las puertas dimensionales se vuelvan a abrir de verdad y no se vuelvan a cerrar nunca más,... para que los seres humanos de la Tierra volvamos al fin a ser lo que durante este cautiverio tan solo hemos podido degustar en algunos momentos de esforzado y perseguido éxtasis: el ser uno con el universo en el que estamos.

En torno a este cubo aparece la esfera redondeando el hexágono de su silueta, lo cual vuelve a referirse y a confirmar la meditación antes referida que estaba teniendo ya desde hacia unos días acerca de que el cubo que representa a la cuarta dimensión aparente en donde vivimos alcanza la realización a través de la esfera representada en un círculo externo.
Aún así este mismo agroglifo indica que no debemos de dirigirnos hacia nuestro exterior material, es decir, hacia ese hexágono redondeado para conseguir así esa esfera que le redondea, es decir, la realización de nuestro mundo de la cuarta dimensión aparente representado por ese cubo,... sino que debemos de ir hacia el interior de nuestro mundo, en este caso representado por los pequeños cubos (pequeño, interior, espíritu, partes indivisibles de la materia, etc.,...) los cuales tienen una mayor concentración en el centro del dibujo, volviendo a indicar así el interior (centro,...) y que en su interior tienen dos triángulos cada uno, los cuales vuelven a referirse al espíritu y al interior (3, impar,...) diciéndonos con ello que si conseguimos espiritualizarnos como personas (viviendo en armonía con los demás, teniendo buenos sentimientos, etc.,...)... es decir espiritualizando (triángulos del interior del cubo, 3, espíritu, interior, etc.,...) primero a los triángulos que contienen los pequeños cubos (el interior) entonces conseguiremos también espiritualizar (redondear, realizar, alcanzar la perfección,...) de todo el mundo que nos rodea (el gran cubo, el exterior, etc.,...),,,, pero que primero debemos de dirigirnos a los pequeños cubos que contiene el gran cubo, es decir, a nuestro  espíritu (pequeños cubos de nuestro espíritu, contenidos de triángulos que también representan a nuestro espíritu, etc.,...) y con ello, nuestro espíritu (los pequeños cubos... los triángulos que contienen,...) nos llevarán a realizar el gran plano material y colectivo de nuestro mundo y la Tierra en el que vivimos (el gran cubo...) y de ese modo podremos salir de nuestro mundo  de la cuarta dimensión aparente (el gran cubo...), pues nuestro mismo espíritu realizado,... a través de las puertas dimensionales que se abrirán en nuestra Tierra,... nos llevará al resto del universo, a sus planetas y a sus habitantes,... alcanzando así de nuevo la plenitud y la libertad humana en el universo en el que vivimos.

------------------------------------------------------------------

  Una vez llegado a este punto, recordando me vi a mi mismo cuando en el principio de esta meditación caminaba por las sendas del Montgó asombrandome por las numerosas figuras repetidas que salian a mi paso, todas ellas a través de las piedras del camino que se presentaban con el aspecto de cubos con uno de sus vertices dirigidos hacia delante.
Con el recuerdo y la observación de mi mismo en esa situación pasada me parecía escuchar a la voz de Kinomi que resonaba dentro de mi diciendo:

 ...Mira, así tal como estás viendo el cubo en las piedras,... con una de sus puntas dirigidas hacia ti,... es como la gente de mi cicilización vemos a vuestro mundo cuando llegamos a él con nuestras naves.
Lo vemos como algo duro y desafiante, como la punta de un arma, de una lanza dirigida hacia nosotros, hacia los visitantes, intentando impedir que entremos, y amenazandonos para que no llegemos a la superficie de vuestro planeta.

Ese es el reflejo de vuestro propio mundo que proyectais hacia el exterior... el reflejo de los enfrentamientos y guerras que hay entre vosotros mismos...las cuales se reflejan afuera del planeta Tierra en el que vivis.
Igual que alguien que está lleno de malos sentimientos hacia otros, refleja su combate interno hacia el exterior a traves de un aspecto agresivo que asusta y aleja a quien le ve. Pues la agresividad que lleva adentro en la que combaten distintas partes de su propio ser... se emite afuera, a traves de la expresion de su cuerpo y de su rostro, llevandole inconscientemente a desafiar y a retar a duelo a todo el que ve, entre los cuales algunos aceptaran el reto y le atacaran al verle, ante su sorpresa de no saber porqué le atacan, pues no será consciente de que se trata por la vibración agresiva y desafiante que el mismo emite a su alrededor, proveniente de su combate y guerra interna alimentada por sus malos sentimientos hacia otros que deambulan inertes por su interior, y concretamente por su abstención ante ellos y su falta de accion en la paz, que en definitiva es falta de acción en él mismo, es decir, en ser él mismo,... tal como la cenuitica dice...: en estar Ahí.
Sin embargo, otros que le vean con su aspecto agresivo, reconocerán su inocencia inconsciente y no aceptarán su reto lanzado al exterior por un resorte automatico que incluso él mismo desconoce. Estos seres mas elevados con los que se encuentre intentaran ayudarle y amarle para ayudarle a recuperar los buenos sentimientos propios de todo ser, su propia paz y su propio ser él mismo,... es decir, su estar Ahí.

Con vuestro planeta Tierra pasa exactamente lo mismo que con este personaje citado.
Civilizaciones de humanos que habitan en otros rincones del universo llegan  a vosotros y os ven así con el canto del cubo, del arma, de la punta de la lanza dirigida hacia ellos con la misma hostilidad con la que combatis y os tratais entre vosotros mismos,... tropezando así con vuestro puño cerrado, bélico, alzado y desafiante.
Otros sin embargo, sabiendo que no sois plenamente conscientes de ese gesto os intentan ayudar un poco más proximos a vosotros.
Muy pocas cicilizaciones provenientes de otro lugar del cosmos aceptaran vuestro reto inconsciente de declaración de guerra ciega hacia cualquier cosa que proceda del exterior.
Por el simple hecho de que una civilización que ha sido capaz de llegar a vosotros procedente de cualquier estrella lejana, tambien posee la suficiente evolución para comprender que en realidad no les estais declarando la guerra a pesar del arma cúbica de vuestro mundo cuatridimensional aparente dirigida en punta hacia ellos y hacia todo visitante.
Aunque será la decisión del pueblo visitante el ayudaros a evolucionar con mas o menos participación, dependiendo de la relación entre esa civilización y vosotros,  o de si tiene mas o menos directamente que ver en vuestro proceso evolutivo desde el principio.
Obviamente el pueblo proveniente de las estrellas que mas interés tome en ayudaros a evolucionar será aquel que os ha inseminado en vuestro planeta como especie humana, es decir, la civilización humana procedente de un lejano planeta que es la civilización padre de vuestra civilización humana terrestre.
Estos como es lógico estarán siempre más presentes y no os quitaran el ojo de encima,... no para incomodaros, reprimiros o esclavizaros, sino todo lo contrario: para ayudaros y limpiamente a evoluionar,... tal como cualquier padre hace con su hijo.

Según lo que te he dicho, ponte por un momento en mi lugar, imaginate que eres un extraterrestre que viajando con su nave interestelar se acerca a la Tierra y la ve como una figura cúbica cerrada como una piedra y dura, inpenetrable y además con una de sus puntas dirigidas hacia ti, como una lanza, un arma desafiante, como diciendote:
¡Fuera de aqui,... como te acerques te vas a enterar! ¡Te voy a dar un pedrazo con la punta del canto!
...¿Qué harias entonces?
Darías media vuelta y te irias?
o... ¿Intentarias ayudar a ese planeta primitivo haciendo uso de tu mayor evolución?
Seguramente que actuarias según fuese tu relación y responsabilidad con respecto a ese planeta en cuestión, que en este caso se trata de la Tierra.
Cómo decia antes, la Tierra da ese aspecto hostil hacia el exterior porque los terrestres son hostiles entre ellos,... tan solo por eso y nada más.
Así que visto el problema tambien vemos la solución. Pues cuando los terrestres dejen de ser hostiles los unos contra los otros y vivan con mas armonia e igualdad, entonces a la Tierra le desaparecera ese rostro hostil de mal humor hacia el resto de astros y planetas,... y entonces los habitantes de otros planetas se sentiran atraidos por ir  a vuestro planeta para entablar una buena amistad de ayuda y de colaboración mutua con vosotros.
Sería bonito,...¿No?,... no solo bonito para vosotros, sino para ellos también.

Por eso debe desaparecer ese aspecto de piedra en punta de canto que tiene la Tierra hacia el exterior.
Para conseguirlo todos los terrestres teneis que colaborar poniendo cada uno vuestro granito de arena para que halla reconciliación, armonia y paz entre vosotros.

Los terrestres representan muchas veces a los extraterrestres como seres monstruosos.
Esto es tan solo por la inversión y reflejo de la percepción real que un extraterrestre tiene cuando ve a un terrestre en medio de la agresión en la que este vive. Pues está viendo al terrestre como a un monstruo agresivo, el monstruo que después el terrestre por huir inconscientemente de esa realidad y por miedo a aceptar la armonia y la igualdad... produce la inversión de esa misma realidad... reflejando su propia imagen de monstruo en el extraterrestre y clasificandolo a él como al monstruo,... que en realidad no es.

Pero volvamos al cubo hermeticamente cerrado, que como un arma amenaza con una de sus duras puntas a todo el que ose acercarse a él, procedente del exterior.

Esta es la posición mas agresiva de un cubo (o hexaedro),... la de tener una de sus puntas dirigidas hacia los ojos de quien le mira.

Pero... ¿Cómo podriamos cambiar la posición o nuestra forma de ver el cubo para que este ( es decir, la cuarta dimensión aparente en la que vivimos) no solo no sea agresivo sino que además se presente acogedor, afectivo y lleno de armonía, buenos sentimientos y amor hacia nosotros?

Si observamos de nuevo al cubo con esta perspectiva de la punta dirigida hacia nosotros, e imaginamos que sus caras o lados se transparentan dejandonos ver su interior,... entonces, ademas de tener acceso a su interior ya no veremos solo a las 3 aristas del cubo que antes dirigian su punta hacia nosotros, sino que veremos tambien las otras 3 aristas que antes permanecian ocultas tras los lados opacos. Es decir que veremos 6 aristas, las cuales ademas formarán una estrella de 6 puntas, la cual esta contenida dentro de un hexagono.
En ese momento nos hallaremos frente al mismo centro de esa estrella de 6 puntas, que brillará ante nosotros como un sol radiante y acogedor que iluminará el interior del mundo al que hemos llegado y que está lleno de acogedora y suave luz.
Habremos entrado dentro del cubo que antes veiamos desde afuera y nos resultaba cerrado y agresivo con su punta dirigida hacia nosotros,... pero que al entrar dentro de él se ha transformado en un mundo maravilloso y acogedor y la punta dura y amenazante que antes tenia se ha transformado en el centro de una fantastica y esplendida estrella de 6 puntas que nos ilumina y nos da calor haciendonos sentir bien.
¿Que ha pasado?
Antes estabamos afuera del cubo (de nuestro mundo de cuarta dimensión aparente) y lo veiamos agresivo y amenazante hacia nosotros.
Despues hemos entrado en el cubo y este (nuestro mundo....) se ha transformado en amor y paz.
El mismo efecto se produce si nos hallamos ante el centro de una estrella, dentro de su gran halo de luz, o si nos hallamos en la parte externa del radio de ación´de su halo lumínico.
Si estamos ante su centro y lo observamos su luz nos va a acariciar y mimar.
Si estamos en su exterior y lo observamos, entonces solo veremos ante nosotros una de sus afiladas puntas, que nos va a pinchar y a producir dolor.
Una estrella puede dar una suave y calida luz desde su centro, si estamos proximos a ella.
Pero si nos hallamos lejos de la estrella, esta nos va pinchar con uno de sus finos rayos,... concretamente con el rayo que se halle ante nosotros.

Ese ejemplo puede servir tambien para comprender de nuevo que hay que actuar siempre dirigiendose primero hacia el interior y despues hacia el exterior.
Pues en el exterior está la dureza y la agresión de la punta de una estrella, y en el interior esta la sueve, calida y acogedora luz del centro estelar.

Una vez hemos ido hacia el interior de la estrella, después esa misma estrella nos dirigirá hacia el exterior, para que conozcamos tambien otras estrellas, tambien intimamente, en el interior de cada una de ellas,... para que despues podamos ser lanzados aún con mas potencia hacia el espacio exterior, con el fin de conocer cada vez mas y mejor el universo en el que estamos, al cual, aunque suene paradojico se llegua mas y mejor via ibterior, y no exterior.

Es decir que primero hay que hallar la paz con uno mismo y despues esa paz personal te conducirá a hacer la paz con las personas que te rodean.

Si hablamos de planetas es lo mismo.
Primero halla la paz entre los habitantes de tu propio planeta y despues esa misma paz interior planetaria te llevará a vivir en paz, armonia y colaboración fructifera con otros pueblos del universo.

Primero adentro y despues afuera.

Primero adentro de ti a reunirte con la paz y despues afuera a donde esa paz te lleve.

Aunque tambien es muy importante no olvidar que cuando sea la paz la que te está llevando afuera por ser el momento ciclico y natural que te corresponde salir al exterior con tu paz ya ganada en el interior,... y para compartir esa paz o los frutos de  tu paz y de tu funcion especifica con los demas de igual a igual,... entonces... no debes rechazar el salir afuera hacia los demas que es hacia donde la paz te está conduciendo en ese momento,... pues si lo rachazas y en ese momento no sales al exterior y te diriges hacia los demas,...  perderas la paz que en ese momento te conducia hacia el exterior, hacia los demñas.

Es decir que primero debes de conseguir la paz dentro de ti, en tu propia persona,... pero cuando ya tengas esa paz personal y esa misma paz te conduzca hacia el exterior,... entonces no debes rechazar salir al exterior para no perder la paz que te conduce a él.

Seguimos tras la esencia con la sintesis cenuitica:

Primero busca la paz en tu interior, pero si la paz te conduce despues al exterior ves al exterior para no perder la paz.

Segimos con la sintesis:

Hay que estar Ahí, pero si el Ahí te dirige hacia el exterior ves para no dejar de estar Ahí.

Una vez destiladas estas gotitas de conocimiento esencial, de la mano de la voz interior de Kinomi, regresamos a la observación del cubo que ha sido portador de este mensaje.

Si nos dirigimos afuera de nuestro mundo (del cubo, de la cuarta dimensión aparente...) nos vamos a pinchar con un rayo de nuestro Sol (la estrella de 6 puntas),... Pero si nos dirigimos hacia el interior de nuestro mundo (del cubo...) entonces estaremos ante el centro de nuestro Sol que nos alumbrará dándonos calor y vida.

Despues nuestro Sol (la estrella de 6 puntas) nos dirigirá hacia el exterior de nuestro mundo (hacia el limite de la estrella, el hexagono, 6, saturno) y nos dará a conocer el resto de los astros y planetas de nuestro universo (nos mostrará lo que hay mas allá de Saturno,... o limites de nuestro mundo)

De esto modo, Kinomi, a la vez de decirnos que debemos de dirigirmos primero hacia nuestro interior para que este sea quien nos dirija después a nuestro exterior,... a la vez de eso, tambien nos está volviendo a decir que nuestro Sol, es decir, el Sol fisico que alumbra a la Tierra, se trata de una autentica puerta dimensional, real, fisica y tangible,... que nos conduce a cualquier astro o planeta de nuestro universo,... y en un solo instante.

De nuevo estamos ante que `... Como es en el cielo es en la tierra`..., es decir, que la misma fórmula que se aplica en el espíritu se aplica también en la materia.

Lo cual vuelve a indicar que el camino para llegar a otros planetas de nuestro universo... no es el camino exterior cruzando el vacío del gran espacio interplanetario para poder llegar desde la Tierra hasta nuestro astro o planeta de destino, ya sea este la Luna, o Marte, o cualquier otro.
Pues con este camino exterior solo nos vamos a pinchar y dañar con la punta de un rayo de nuestra estrella Sol, el cual no nos ayudará en nuestro viaje, pues deberemos de luchar contra su fuerza de atracción que nos impide salir, al igual que antes también habremos tenido que luchar contra la fuerza de atracción de nuestro planeta Tierra, para poder salir de su campo gravitatorio.
Es decir que ni la fuerza gravitatoria o de atracción de la Tierra, ni la del Sol nos van a ayudar en nuestro viaje,... pues iremos en contra de sus influencias, combatiendo contra ellas,... al igual que en el resto del viaje que nos separa de nuestro lugar, astro o planeta de destino, deberemos de seguir luchando, contra la fuerza de atracción y campos magnéticos de otros astros y entidades celestes que nos encontraremos a nuestro paso, las cuales tampoco nos ayudaran, sino que nos intentarán apartar de nuestro equivocado camino exterior y llevarnos adentro de su campo de acción circundante y próximo, desviándonos así de la trayectoria que seguíamos rumbo a nuestro destino.
Es  el camino físico exterior, con el que queremos ir a cierto planeta yendo con un cohete y atravesando el gran espacio exterior que separa a nuestro planeta del planeta que queremos alcanzar.
Este camino externo, con cohete o nave espacial, es el equivocado, y tan solo nos lleva a pincharnos con la punta de un rayo de luz de nuestra estrella Sol de la que nos intentamos alejar,... dicho en sentido simbólico y figurativo, ... lo cual dicho en tangible se refiere a que el camino externo en cohete o nave atravesando el espacio exterior y rumbo hacia un planeta lejano... termina en fracaso, pues es el camino equivocado, el externo,... cuando en realidad podríamos haber hecho lo mismo, sin problemas, fácil , rápido e igualmente tangible... usando el camino interno para llegar a nuestro planeta externo, pues con el camino interno, todos los astros y entidades celestes que se hallan entre nuestro planeta de partida (en este caso La Tierra) y nuestro planeta de destino (por ejemplo Marte o cualquier otro) nos ayudaran con su energía magnética para que que nuestro viaje sea fácil, cómodo y rápido,... tan rápido como un solo instante,... como lo pueda ser el atravesar una puerta,... que en este caso se trata de una puerta dimensional.
A través del viaje físico e interior desde el planeta, en el que estamos, La Tierra, hasta el planeta de destino (Marte por ejemplo) iremos recibiendo la ayuda de los astros y de sus influencias que se hallan en nuestro camino físico interno que conduce desde nuestro planeta, La Tierra hasta nuestro planeta de destino, que en este caso es Marte.
Primero recibiremos la ayuda del campo gravitatorio y magnético de la Tierra, el cual no nos retendrá impidiendo la salida de nuestro viaje,... sino todo lo contrario, nos impulsara como con un soplo magnético, un empuje, que nos acercará a nuestro planeta de destino,... a Marte.
Lo mismo sucederá con el Sol, el cual tampoco nos retendrá con su influencia sino que igual que la Tierra nos habrá dado un soplido magnético de empuje que nos conducirá mucho mas fácil y rápido hasta nuestro planeta de destino,... Marte.
Con la Luna también habrá sucedido lo mismo pues aún tratándose de un pequeño astro, también habrá dado su influencia para facilitarnos nuestro viaje físico a Marte.
Por el camino interior todos los astros nos habrán ayudado a llegar hasta nuestro planeta de destino, al cual habremos llegado tan fácil y rápido,.. de un modo tan instantáneo,... que no habrá sido necesario ni siquiera una nave,... sino que habremos ido tan solo con nuestros cuerpos,... como simplemente caminando a través de una puerta,... que en este caso será una puerta dimensional.
Al igual que el tipo de energía con la que los astros nos han ayudado a llegar físicamente a nuestro planeta de destino,... también se trata de energía dimensional,... asociada a la primera esencia C.
Con ello Kinomi nos muestra que haciendo las cosas bien, tal como todos sabemos hacerlas si queremos,... podemos incluso ir caminando a cualquier planeta del universo, al cual llegaremos dando un simple paseo.
Hacer las cosas bien, como todos sabemos, significa primero atender a las cuestiones mas primordiales, como es la de asegurarse la paz y la armonía y después, basándote en la paz conseguida en tu mundo personal... dirígete al colectivo para compartir tu paz personal con los demás y alcanzar con ellos la construcción de un mundo de paz, y de igualdad derechos, cada vez mas sólido y estable.
Este es el consejo que se le podría dar a cualquier político, en cuanto a que primero debe de hallar la paz en él mismo, para después hallar la paz en el colectivo externo en el que vive.
Si no se empieza por el camino interno, el camino externo va mal, pues carece de una base solida en la que sostenerse.
Este es un simple principio universal que todos sabemos por nosotros mismos.
Pero que aveces olvidamos,... y es importante recordar, sobre todo cuando estamos dispuestos a dar grandes pasos o alcanzar grandes metas como la que nos presenta la carrera espacial o el deseo de viajar al espacio hacia otros planetas.
Ante lo cual, alguien que ya tiene experiencia en viajes interplanetarios, Kinomi, nos viene a recodar este importante principio universal que todos sabemos:
Primero dentro y luego afuera.
Pues si dando pequeños pasos ya nos podemos dañar seriamente al olvidar el principio universal de estar en paz antes de dar un paso,... imaginaros como nos podríamos dañar si también olvidamos el principio universal cuando vamos a dar un gran paso,... como significa por ejemplo el ir a Marte
Ante eso Kinomi nos dice:
Cuidado, estar alerta, fijaros bien en lo que hacéis,... pues si dais un pequeño paso de modo alocado os podréis dañar un pie, un hombro, un codo,... pero si lo que dais de modo alocado es un gran paso,... el daño que recibáis puede ser mayor.
Aplicar el dicho tantas veces olvidado y tantas veces recordado como único medio de recuperación:
Primero dentro y después afuera.

Kinomi, aunque pertenece a una civilización que nos adelanta en miles de años, sin embargo también tiene una espiritualidad y una ciencia espiritual, ademas de tener una ciencia material o tecnológica.
Su practica espiritual o religión, también esta mucho mas evolucionada que la nuestra.
No vayamos a pensar que podemos empatar 1 a 1 con él, diciendo que él y su civilización tiene mas adelanto tecnológico pero que nosotros por otro lado tenemos mas adelanto espiritual,... pues eso no es así.
Ya que el espíritu y la materia (o sea, el espíritu y el cuerpo) siempre van unidos,... es decir que si el espíritu sube el cuerpo también sube y si el espíritu baja el cuerpo también baja.
Por lo que no se puede decir que la evolución tecnológica (el cuerpo, la materia) de la civilización de Kinomi esta subiendo,... pero que al mismo tiempo su evolución espiritual esta bajando, es decir, yéndose por el camino contrario,... o quedándose muy atrás. Pues el espíritu y el cuerpo (tecnología) siempre deben de ir unidos, ya que la materia (el cuerpo, la tecnología, ) necesita del impulso del espíritu que le mueva y le dirija,... y por otro lado el espíritu (la ilusión, el ánimo, el entusiasmo, etc.,...) necesita de la materia (el cuerpo, la tecnología,...) a través de la cual poder manifestarse. No puede ir una cosa sin la otra.
Asi que Kinomi y su civilización tienen una tecnología y una espiritualidad que van juntas y que están ambas mas evolucionadas que la tecnología y espiritualidad nuestra, de los humanos que poblamos La Tierra.
Se podría llamar religión a la espiritualidad de la civilización de Kinomi. Aunque no se trata de una religión como las nuestras de la Tierra.
Una religión puede ser asfixiante y atorante impidiendo la evolución cuando a través de esa religión se quiere poseer a la misma luz del universo,... es decir, al mismo creador,... usándolo al servicio de los propios deseos, algo asi como si Este se tratase de la lámpara de Aladino,... o mejor dicho como si Él fuese Aladino y nuestra lampara fuese la religión que hemos creado y con la cual le hemos atrapado a Él, a nuestro Creador,... haciéndolo así un esclavo de nuestros frívolos deseos.
Estas religiones ¨Lámpara de Aladino¨ obviamente son usadas tan solo como instrumentos de represión de una minoría hacia la mayoría de la población, para enriquecer tan solo esa minoría a costa de la mayoría.
Estas son espiritualidades o religiones castrantes, es decir, de efecto negativo y que perjudica no tan solo a los atacados o sometidos a través de esa religión, sino que también actúa de forma negativa hacia esa minoría que usa esa religión (negativa, o ¨Lámpara de Aladino¨) como arma para someter, reprimir y esclavizar a la mayoría,... pues incluso esa minoría sometedora, a causa de esta acción equivocada reciben desequilibrios y trastornos, que aunque sean unos desequilibrios y trastornos diferentes a los que recibe la mayoría sometida por ellos, sin embargo son igualmente molestos, perjudiciales y dañinos,... como insatisfacciones,.. enfermedades,... etc.,...
Todo este caos se produce por haberse basado en el error de querer atrapar a la luz del universo, al mismo Creador,... pues están queriendo hacer algo imposible, que es el atrapar al mismo creador como si este fuese el ¨Genio de la Lámpara d Aladino¨,... cuando la realidad es que es imposible que nosotros atrapemos al creador ya que es Él quien nos atrapa, nos tiene y nos lleva a nosotros,... por suerte,... y no nosotros a Él,... pues si fuese al revés, si el universo estuviese totalmente en nuestras manos, lo destrozaríamos, no por ser malos,... (porque no lo somos, ya que ningún ser está creado como ser malo ni para ser malo),...  sino simplemente por nuestra inexperiencia.
Sin embargo la espiritualidad, practica espiritual, o religión de Kinomi y de su civilización extraterrestre,... para nosotros ya no es una religión caja, asfixiante, ¨Lámpara de Aladino¨o castrante,... pues no nos atora sino que al contrario nos potencia nuestro propio ser y nuestra libertad.
Lo cual se debe a que esa religión de Kinomi está mucho más evolucionada que la nuestra y ellos ya han superado hace mucho tiempo todos los problemas de engaños sometedores y atorantes de nuestras religiones terrestres.
¿Cómo hubiese podido crecer en Kinomi y en sus congéneres la flor interior y física de la percepción extrasensorial (glándula pineal, aito, sexto sentido, etc.,...) si hubiesen estado todo el tiempo atorados con religiones caja  como las de nuestra humanidad terrestre?,... hubiese sido imposible.
Por eso, el desarrollo de la percepción extrasensorial y de los poderes mentales de ellos muestran a su vez que la religión de ellos ha evolucionado también mucho más que nuestras religiones, es decir que no solo tienen una mayor evolución tecnológica, sino también una mayor evolución espiritual o religiosa.
Es difícil decir que la practica espiritual de Kinomi y de su pueblo sea una religión, por muchos factores:, entre ellos porque el concepto de religión nuestro es muy distinto al de ellos, y por otro lado  la palabra religión al igual que la palabra Dios, aunque en el fondo se quieran referir a algo bueno, sin embargo son palabras que cada vez suenan peor, pues se han mencionado, prometido y a la vez violado e incumplido tantas veces, han sido tan obligadas y tan insultadas,... y con todo ello se han llenado de una vibración tan mala,... que todo eso hace que aunque se traten de palabras que se quieren referir a algo bueno, sin embargo suenan mal,.... pues Dios suena a un ser sometedor o bien al instrumento que un ser sometedor y represor usa para reprimir a la población,... al igual que religión, suena a un método asfixiante y castrante que ademas de ser un instrumento represivo, atora también el libre pensamiento, y asfixia personalmente a cada uno los conductos naturales y personales de la propia y libre percepción y comprensión, por uno mismo, de cada cual, del universo en el que estamos,.... es decir que bloquean incluso físicamente nuestra percepción interna extrasensorial,... el crecimiento y desarrollo de nuestra glándula pineal,.. el despertar de nuestras facultades dormidas e inscritas en nuestro ADN como presentes, etc.,...
Es decir, que por todo eso, las palabras religión y Dios,... y otras palabras similares como por ejemplo,... la ¨Benemerita¨,... aunque se quieran referir a algo bueno, sin embago suenan mal,... muy mal,... por los malos actos cometidos a traves de ellas.
Así que por eso mismo, es dificil decir que la practica espiritual de Kinomi es una religión.
Podemos decir que es simplemente una practica espiritual adecuada para el momento evolutivo de Kinomi y de su pueblo.
Aún así, eso tampoco significa que nosotros hoy en día no nos estemos dando cuenta de que nuestras religiones terrestres ya empiezan a actuar como cajas atorantes de nuestra propia evolución y que por ello empiezan también a sonar mas que mal y necesitan una renovación y actualización a las circunstancias presentes.
Ese sentimiento colectivo acerca del retraso de nuestras religiones terrestres es un hecho que nos demuestra que estamos dando un salto evolutivo en el cual estamos siendo asistidos por civilizaciónes de mayor evolución como la de Kinomi.
Hay que tener en cuenta también de que este proceso de cambio en el que estamos inmersos, y tal como Kinomi también aconseja, lo hemos de llevar pacíficamente, es decir, estando Ahí.
O sea que no hay que marginar a los practicantes de nuestras viejas religiones y mucho menos quemar sus iglesias,... aunque nos demos cuenta de que las religiones y sistemas  o practicas espirituales y sociales  que usan ya están perdiendo la vigencia. Sino que hay que tener paciencia con ellos, y llevar el cambio pacíficamente. No hay que olvidar que ellos pueden ser gente muy cercana a nosotros, miembros de nuestras propias familias personales, tratándose de la madre o el abuelo o el tío o la tía de muchos de nosotros el que aún va a su ceremonia religiosa asiduamente cada domingo.
Poco a poco. Paciencia. Ellos en realidad son nuestros mismos padres de los que hemos nacido. No hay que herirles  sino presentarles el cambio de un modo que lo puedan comprender y asimilar sin necesidad de crear caos con explosiones emocionales que intenten exponerles la verdad de un modo demasiado pasional, pues por mucha verdad que sea hay que presentarla por el camino de la paz, confiando en la verdad misma, es decir, en el universo, en el Creador (...en el Ahí...), confiando en que Este con su poder supremo sabrá poner un poco mas de luz en la mentes y corazones de quienes lo necesitan
Es decir, que hay que hacer las cosas estando Ahí. Tal como Kinomi, nuestro gran y querido hermano, también lo aconseja siempre.

Los representantes o sacerdotes de cada religión para anunciar sus máximas espirituales siempre ponen ejemplos relacionados con la época en la que viven, refiendose a parábolas en las que se incluyen todos los elemenos cotidianos de la época o lugar en el que se hallan, para que asi la gente que les escucha puedan tener una referencia de lo que están diciendo y lo comprendan mejor.
Es decir que por ejemplo un sacerdote catolico de la edad media cuando hace una parábola para transmitir un principio moral y espiritual,... no va a referirse a los aviones, pues los aviones no existian en la edad media, sino que se referira por ejemplo a una carroza tirada por caballos, pudiendo decir así:
¨.... Eusebio tuvo un mal sentimiento y en ese momento su carroza tropezó con una gran piedra y se le salió una rueda teniendo un accidente.... lo cual nos enseña a no tener malos sentimientos... etc.,...¨
 No va a decir por ejemplo:
¨... Eusebio iba con su carro y se le pincho una rueda...¨
Pues las ruedas de los carros de la edad media no se hinchaban con aire.
 Por eso Kinomi, que pertenece a un mundo mucho mas evolucionado que el nuestro, en el que ya existen los viajes dimensionales a traves del espacio y del tiempo,.... cuando nos explica algo a traves de los dibujos en los campos de cultivo,... pone ejemplos relacionados con el nivel espiritual y tecnologio que él tiene.
Es decir que en sus parábolas incluye a las naves dimensionales circulares que giran dando vueltas sobre su propio eje.
Pues las naves dimensionales son un excelente ejemplo para referirse con una parábola al principio universal que dice que:... ¨Si quieres ir al exterior primero debes de dirigirte hacia el interior...¨,... ya que este principio está muy directamente relacionado con la tecnologia de las naves dimensionales, las cuales no viajan materialmente hacia el espacio exterior para cruzarlo volando con el objeto de dirigirse hacia el planeta de destino que se halla a varios años luz de distancia,... sino que simplemente se dirigen hacia el interior de su nave dimensional, produciendo una vibración determinada con el giro especifico sobre sus propios ejes,  al mismo tiempo que transmiten esa vibración especifica producida hacia el interior de su nave, hacia las particulas indivisibles que la forman,... lo cual hará que la nave literalmente desaparezca de su lugar o planeta de partida para aparecer en su lugar o planeta de destino, en un solo instante, habiendo recorrido así un camino interior y no exterior,... a traves del cual sin embargo ha alcanzado una meta que se halla en el exterior y que se trata del lugar o planeta de destino.
Asi que el sacerdote de la religión kinomita podría decir:
¨....  Antes de salir al universo hallar la paz en vuestros corazones para que asi tambien podais ser portadores de paz allá a donde vallais y hacia los habitantes de cualquier planeta que visiteis.
Ser y actuar como lo hacen vuestras naves dimensionales,...  alcanzad primero el camino interno de las particulas indivisibles, el exis presente en el interior de todo en donde todos  somos uno, para que este os conduzcca a vuestra meta en un solo instante por muy lejana que esta se halle de vosotros. Estad Ahí, en el interior, como la gran ave  lo está, para que vosotros tambien como la gran nave halcón despliega sus alas y cruza la puerta dimensional solar,...  podais desplegar las alas de vuestro espiritu y a traves del Sol de vuestro corazón alcanzar las metas que os proponeis por dificiles que estas parezcan o por lejanas que se hallen,... pues si vuestras grandes naves aladas lo consigen con gran majestuosidad,... cuanto más lo podreis conseguir vosotros que sois sus creadores, haciendo así que se hagan realidad  vuestros buenos deseos y metas.
Escuadrón alado de Kinom, salid al universo en paz y llevar la paz allá a donde vayais, en el nombre del Ahí. Para que siguais estando Ahí haciendo lo que el Ahí os pide a través de vuestros corazones.
Para que esteis Ahí como siempre.
Ahí...¨



Con el dibujo aparecido el 15 de Agosto del 2012 en los campos de cultivo de Inglaterra, Kinomi ya se había referido también a lo mismo, a un cubo transparente  visto en perspectiva situando a uno de sus vértices en el centro de la imagen, de modo que sus aristas visibles forman a los 6 radios del hexágono saliendo de su centro hacia el exterior.


 En esta anterior imagen continua existiendo el cubo, tal como lo muestra la siguiente imagen:


.En una entrada anterior hay más información cenuítica del mismo agroglifo referido sin que se contradiga a esta nueva información añadida del mismo.


Con este otro dibujo del 1 de Julio del 2012 aparecido en Inglaterra, Kinomi nos vuelve a decir lo mismo, refiriéndose también al cubo.


                  La materia, el 2, está representada por las aristas del cubo (linea, unión de dos puntos) mientras que el espíritu, el 1, esta representado por los círculos que hay en los vértices (punto, 1, un solo punto, esfera, espíritu,...).
Para ir de una arista a otra (de una materia a otra) hay que pasar por los vértices, es decir,... por el espíritu.
O sea que para ir desde el lugar material que ocupamos hacia otro lugar material, no podemos ir directamente hacia ese otro lugar material, sino que forzosamente hemos de pasar primero por el espíritu, es decir, por el vértice que une a esas dos aristas,... dentro de la estructura del cubo.

Kinomi con este dibujo responde igualmente a unos textos cenuíticos que ya están escritos y que publicaré en una posterior entrada.

El hecho de que un agroglifo o símbolo aparecido en cualquier otro lugar sea hecho por unos o por otros, por extraterrestres o por humanos,... no afecta a la interpretación del mismo, ya que todo cuanto existe, ya sea de origen terrestre o extraterrestre esta dirigido siempre por la ley perfecta que mueve todas las cosas en el universo, o naturaleza,... la cual siempre da su mensaje a través de todo cuanto existe y se mueve.
De este modo, los seres  más evolucionados que nosotros nos siguen dando su mensaje a través de todo y en el nombre del Ahí, o ley perfecta que mueve todo, o Creador.

Un abrazo

Fernando Ortolá








23 comentarios:

  1. Hola, pon mas claro el principio del camino, se va por la C/diana subiendo todo recto, por el camino de javea o por las rotas el camino de san nicolas. gracias

    ResponderEliminar
  2. Hola, puedes ir por la C/diana subiendo todo recto hasta llegar a la carretera de la colonia que es la mas alta que cruza el Montgó en Horizontal. Alli sigues hacia la izquierda dirección mar hasta el final en donde encontraras la Cova del Camell. arriba de la Cueva sube un camino y lo debes de seguir y dirigirte no hacia la cima del Montgó sino hacia las planas, como direccion Javea. Sldras a un camino de Tierra de 3 metros de hancho con graba. Siguelo como direccion para Javea (No para la carretera de Javea)por alli y antes de que el camino tuerza a la izquierda, veras un sendero que se desvia a la derecha (hasta hace poco estaba indicado con una flecha amarilla pintadaen su principio, abajo, en una piedra)... siguelo hacia arriba justo por la parte izquierda de la cresta,... La senda sube bastante recta,... y ya verás la cueva a la derecha. En vez de subir por la C/Diana, tambien puedes subir desde la Casa de la Cultura (plaza de las palmeras) para arriba,.. o bien por la carretera de Javea y por el Campo de Tiro coger los caminales que van hacia el Montgó y el ultimo de esos hacia la derecha y luego el sendero que te he dicho, indicado con la flecha amarilla, a la derecha.
    ¡Suerte!
    Y comentanos aqui si lo has conseguido y que te ha parecido el sitio.
    Si vas mira a ver si ves el grabado en piedra de la figura del cubo... ¡Y hazle una foto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ,,,Corrijo una palabra del anterior parrafo en el que habia escrito:
      `... carretera de Javea y por el Campo de Tiro coger los caminales que van hacia el Montgó y el ultimo de esos hacia la ---derecha--- y luego el sendero que te he dicho...`
      ...Y debia de decir:
      `....carretera de Javea y por el Campo de Tiro coger los caminales que van hacia el Montgó y el ultimo de esos hacia la ---izquierda--- y luego el sendero que te he dicho....`
      ...En ese punto es hacia la izquierda y no hacia la derecha... luego si que se coje el sendero hacia la derecha.
      Espero no haber liado ha nadie con ese error mio. Disculpad. :)

      Eliminar
  3. Yo también he visto luces subir, -a veces muchas-, y bajar del Montgó a veces a gran velocidad otras veces más despacio pero en linea recta hacia abajo y hacia arriba por las noches...vivo cerca de allí..

    ResponderEliminar
  4. Una experiencia fantástica la que dices.
    ¿Cómo van las luces que ves? ¿Van en grupitos o van haciendo filas? ¿Son un poco amarillentas?
    Según Kinomi me confirmó, hay una base Ovni milenaria en el Montgó, adentro, por el lado de Denia y hasta las planas, por esa zona.
    Gracias por contar tu experiencia. Es fabuloso.
    Esas luces ya estaban en el Montgó desde la prehistoria de los íberos y mucho mas atrás.
    A ver si hay mas gente de Denia que se animen a contar si han visto alguna vez algunas de esas luces en el cielo. Estoy seguro que deben de haber muchos que las han visto. Hubo una vez un pescador que desde la barca y delante de él vio salir del agua hacia arriba un enorme objeto luminoso.
    Estaría bien reunir todos esos avistamientos sucedidos en Denia,... puede que tengan que ver todos con la base ovni del Montgó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fernando, mi correo es el siguiente: maringadea@yahoo.es
      me gustaria hablar contigo personalmente sobre el tema de los ovnis en Dènia.

      Atentamente
      David Marin

      Eliminar
  5. Las luces van de arriba a abajo del cielo o al contrario en linia vertical en grupito pero moviéndose , son muchas y pequeñas...
    Claro que hay muhisima gente de Denia que han visto estas luces pero no lo publican solo lo comentan entre ellos...
    De nada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Desde qué fecha ha empezado a verse las luces? ¿Es algo reciente?,... ¿O desde hace un par de años?,... ¿O Siempre se han visto?...

      Eliminar
    2. yo de pequeño las veía las luces en el montgo y creo que siempre se han visto, ahora vivo delante del montgo lo veo todos los días y si que las veo , a veces

      Eliminar
    3. Es super interesante tu experiencia, gracias por contarlo.
      ¿Has notado si cuando las ves responden a algun estado animico tuyo personal de ese momento?
      Seria interesante anotar el dia y la hora que las ves para asociarlo a otros sucesos del momento, he incluso a lo posicion de los astros.
      Tambien estaría bien ver en que zona concreta del Montgó ves esas luces... ¿Por la parte alta de la cruz de Javea? O... ¿Por la parte central?...O... ¿Por la parte mas baja del Pico del Aguila y Coll de Pous?

      Eliminar
  6. Hace años yo recuerdo que hacían un programa de cosas de ownis y eso y llamo uno diciendo que grabo en vídeo un persona que yo conozco. yo no se pero lo que dice el tío de subir hay con herramientas ta jodió no?

    ResponderEliminar
  7. esa base se puede ver¿yo se que hay un refigio de la 2ª guerra mundial, pero me gustaria er algo de eso, se que esas zonas del montgo son tope raras

    ResponderEliminar
  8. hola, he estado en denia este fin de semana, el sábado fui a densa pueblo para cenar. a la vuelta en el coche cerca del puerto vi unas dos luces en el cielo color ámbar eran bastante grandes , premera reflexión !! estrellas.. luego la logica me dijo ke no pk eran muy grandes.. algun foco de alguna parte ? pero tampoco pk la trayectoria del foco no se visualizaba!!! ya esta un cometa .??!!! y en esos segundos de reflexion , veo ke hay dos mas !!! y ahí empece pero dios mio ke es eso ??? eran dos en horozontal y otras dos en vertical las horizontales estaban mas separadas ke las verticales ... mi amiga ke iba conduciendo hizo una maniobra y paro el coche. salimos corriendo y el primero punto horizontal empezo a moverse hacia arriba y desapareció luego las otras luces empezarn a hacer lo mismo. esto es lo ke vi. fue el 03/08/2013.

    ResponderEliminar
  9. Gracias por aportar tu experiencia, es fabuloso lo que cuentas !!
    Tambien he estado en Denia hace poco, a finales de Julio y he visto algo similar. Subi al Montgó 3 dias despues de la Luna llena, con mu hijo. La luz de la Luna aún era suficiente para ver todos los caminos. En esa marcha tuve varias experiencias que relataré en otro momento, pero entre ellas una fue muy similar a la que cuentas.Vimos unas 5 luces intensas dispuestas mas o menos de forma horizontal. Nos llamaron la atención pues no parecian normales,pensamos mucho acerca de qué podrian ser. De noche no se veia el horizonte del mar, asi que podrian ser barcos... pensamos. Aunque las luces estaban bastante altas, y no se movian. De repente desapacian unas y aparecian otras que luego volvian a desaparecer y aparecer en otro sitio.¿Serían las mismas luces que tú comentas? ¿Las vistes tambien sobre el mar?
    Otra casa que me resulta particularmente curiosa de tu caso es que vieras las luces precisamente el 3 Agosto que fue el dia que salí de Denia y regresé a mi lugar habitual de residencia.Eso parece conectar y asemejar ambos sucesos y unirlos en un mismo y posible mensaje a descubrir.

    ResponderEliminar
  10. Hola, he estado en Dénia del 07 al 13 de agosto de vacaciones y en una de las fotos que hice por la noche en el puerto ha aparecido una extraña figura en el cielo, en el momento de la foto no vi nada, mirando en Google sobre ovnis en Dénia he llegado hasta aquí,me gustaría saber si también tines o alguien tiene alguna foto similar para comparar.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  11. ¡Fantástico lo que cuentas..!
    No lo pude ver porque ya no estaba alli esos dias.
    Pero hacia el final de Julio vi luces sobre el mar, desde el Montgo, un repentino resplandor en el cielo nocturno.. y dos rapidisimas luces dirigirse hacia el "Coll de Pous"desde angulos diferentes.
    Muestranos la foto... si quieres me la puedes enviar a mi correo (ahi@cenuita.com) y te la pongo aqui en el blog.
    Un poco mas arriba hay alguien que tambien ha visto algo en el cielo de Denia este verano.
    Hay varios casos de avistamientos por allí, muchos en la partida de ¨Las Planas¨.
    Muchos Ovnis se dirigen hacia el mar, o se ven sobre el mar, por lo que tambien debe de haber bastante actividad de OSNIS (objetos submarinos no identificados)
    Gracias por aportar tu experiencia... espero que otros se vayan animando tambien y contando lo que ven

    ResponderEliminar
  12. He llegado aquí buscando una imagen sobre el Montgó. Recuerdo que en una excursión que hicimos al monte con el colegio, nos llevaron a ver las cuevas y las pinturas.
    También hicimos una pequeña ruta para ver la flora y fauna de la zona.
    Creo que fue desde el cabo San Antonio, concretamente desde un mirador, que el guía nos enseñó como en una de las laderas del monte se formaba entre las sombras gracias a la posición del sol en una hora concreta la cara de un simio. Era perfectamente reconocible. Eso me impactó mucho, he vuelto a la zona después de muchos años y quise volver a verlo estos días de Agosto pero no fui capaz.
    Esa imagen estaba buscando.
    Saludos, buen blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La proxima vez que vaya a Denia me fijaré en el Montgó desde el Cabo San Antonio para ver si veo ese detalle del rostro del simio. La verdad es que es sorprendente todo lo que la naturaleza nos da no solo conscientemente sino tambien a nivel subliminal. Nosotros captamos conscientemente algunos de los rostros que se forman de una manera aparentemente casual a nuestro alrededor... en las nubes, las rocas, el paisaje... en cualquier cosa. Pero nuestro cerebro si que capta subliminalmente todos esos cientos y miles y mas de rostros que van apareciendo y desapareciendo continuamente a nuestro paso, para enseñarnos, guiarnos, sugerirnos, ayudarnos... en el nombre de quien los forma, la naturaleza, el universo... y los humanos elevados,... con sus emociones y pensamientos. Es genial. Todo un espectaculo, del que si no eres consciente lo disfrutas en sueños, pero si eres consciente lo disfrutas despierto. Gracias por aportar.

      Eliminar
  13. Respuestas
    1. ...Considero que mas que hueca la Tierra esta entronizada lo cual es un termino cenuitico que indica que la Tierra está enlazada dimensionalmente con otros planetas y de manera mas directa con su planeta hermano.
      Los habitantes de cada planeta a traves de sus puertas dimensionales naturales situadas en los polos pueden ir caminando (a pie) a los otros planetas.
      Al pasar por la puerta dimensional y llegar a la superficie del otro planeta... da la sensacion de que has entrado en el interior de tu propio planeta... por el que continuas caminano. Aunque en realidad en ese momento te hallas caminando por la superficie de otro planeta, el cual, si pertenece a una dimension mas alta o de mas alta vibración a la nuestra, y te quedas alli durante unos dias, entonces te dará la sensacion de que su Sol no se mueve y de que nunca se hace de noche.
      Esto es debido a que en ese planeta de vibracion mas alta y ante ti se suceden los dias y noches o la luz y la oscuridad a tan alta velocidad... que hace que tus ojos enlacen solo la luz... viendo solo luz (Sol. dia).... (lo equivalente a un Cielo o Paraiso) o bien que enlacen solo la oscuridad... haciendote ver solo oscuridad....(lo equivalente a un infierno),.... por lo que es conveniente que al cruzar una puerta dimensional para ir a un planeta de dimension y vibracion mas alta, debemos de ir con actitud positiva y pensando en la luz... para asi ver solo luz y positividad... pues si cruzas esa puerta dimensional pensando en cosas negativas... puede que alli lo veas todo oscuro y negro, como un infierno.
      Si la puerta dimensional te conduce a un planeta de nuestra misma dimension y vibracion, entonces no sucede lo mismo, es decir que si que se veran los dias y noches.
      Por si se va a un planeta de vibracion mas baja,... y si antes de ir quieres averiguar lo que sucede allí... para eso tan solo hay que desarrollar esta misma analogia de esencias, para así poder saber lo que posiblemente se vea al llegar a él.

      La resultante de las operaciones fisicas y matematicas de la masa de la Tierra apuntan a que la Tierra es hueca.
      Aunque igualmente podrian apuntar a la resultante de que la Tierra esta entronizada con otros planetas.
      Pues en este caso la ierra recibiria un efecto similar en su peso,... a como si estuviese hueca,... ya que dos planetas entronizados se sostienen mutya y fisicamente su peso... via dimensional... dando asi la sensacion a ojos de los fisicos y matematicos... que ambos planetas estan huecos.
      Hay que tener en cuenta que para los fisicos del pasado.. como Isaac Newton,... les es mas facil decir que la tierra está hueca... que decir que la Tierra está entronizada,... pues la entronización o enlaza dimensional estaba mas lejos de ser comprendido por sus mentes... como una posibilidad o respuesta a sus calculos cientificos,... fisicos y matematicos.
      De todos modos, dentro de la tierra si que pueden existir pasadizos y ciudades con sus habitantes, y es muy pobable que en el Montho los haya,... pues como se dice, el Montgo es como una gran piedra hueca llena de agujeros.
      A saber la de cuevas y pasadizos que habran en su interior.
      Se rumorea a nivel popular que hay una cueva que recorre todo el Montgó a la larga y que va desde las proximidades de la población de La Jara hasta el mar, por la parte baja de la pared del Cabo de San Antonio. Aunque tambien he oido decir que es una cueva peligrosa con un acceso no muy facil.
      A veces, al aproximar el oido a cualquier agujero de la piedra del Montgo se pueden oir corrientes de aire internas,.... como en una casa con las ventanas abiertas.
      Por lo que tambien es posible que en una de esas cavidades internas del Montgó se halle la base Ovni referida en esta entrada.
      O quizas en el Montgó, o en sus cuevas internas, existen puertas dimensionales a traves e las cueles entran y salen con sus naves dimensionales viajeros procedentes de otros planetas.
      Tal vez.
      De momento el ¨rio está sonando¨ asi que ¨agua debe de estar llevando¨.
      tal vez algun dia, con el aporte de las experiencias y del estudio de todos lo vamos a descubrir.

      Eliminar
  14. Queria referirme a un dato que se me olvidó comentar aqui.
    El verano del 90 (o 89) en la ¨Cova Ampla¨del Montgó vi un ¨Hombre de Negro¨ de los que se refiere la ufologia. Iba con el clásico maletin .
    Esto lo comento con mas detalle en la siguiente entrada:
    http://cenuitica.blogspot.nl/2014/01/la-evolunion-de-las-especies.html

    ResponderEliminar
  15. Dia 27. de Noviembre 2015 teniamos visto un OVNI en Denia angulo un pouco isqueiredo de castello as 22.00 noche.
    Tengo foto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fantastico...!! gracias por aportar amigo. ¿Puedes enviar la foto para que la veamos?

      Eliminar

Conclusiones y opiniones de los lectores: